Con la tercera entrega de “Dones”, Carlos Mora incluyó también “Doñas”

Una columna en un periódico se ha convertido en tres libros para Carlos Mora (izquierda), aquí entrevistado por Alberto Sarmiento. Fotografía: Gerson Hernández

Foto 1 pie – Una columna en un periódico se ha convertido en tres libros para Carlos Mora, aquí entrevistado por Alberto Sarmiento. Fotografía: Gerson Hernández

Foto 2 pie – Incluye ahora historias de mujeres de su familia

Foto 3 pie – Se define como un hombre que ama su ciudad, su estado y a quienes la han formado

Foto 4 pie (por si se necesita) – Publica ahora para un diario nacional

Crédito fotos – Gerson Hernández

 

Cabeza – Su tercera entrega de “Dones” es también de “Doñas”

Sumario – Carlos Mora presenta su nuevo libro, mismo que en cierta forma fue inspirado por la actual Gobernadora de Baja California. Fotogrfafía: Gerson Hernández

 

Por Alberto Sarmiento Reyes

Especial para Infobaja

 

Desde el 13 de octubre del 2020, Carlos Mora Álvarez irrumpió en la escena editorial del país con la publicación de su obra “Los Dones”, tomos uno y dos, que ha continuado con su libro “Las Doñas, otros Dones y algunos amores”, próximo a presentar; pero ya prepara la que será su nueva entrega para el próximo año.

Sin asumirse como escritor, autor y mucho menos periodista, Carlos Mora se define simplemente como un “hombre que ama profundamente a Tijuana, a Baja California, y a las mujeres y hombres que le han formado”.

Siempre apasionado de la lectura, la historia y la política, Carlos recuerda que su inquietud por escribir se remonta al uno de enero del 2012, cuando en un viaje le comentó a su entonces pareja, Adela Navarro, codirectora del semanario Zeta, su deseo de escribir una columna en dicha publicación.

“¿Sabes escribir?”, fue la respuesta que Carlos Mora recibió de entrada, para, enseguida, darse a la tarea de escribir un texto que recibió múltiples correcciones y sugerencias, hasta finalmente, después de 50 revisiones, ser aprobado para su publicación.

Y fue así como, cada viernes, Carlos Mora se dio a la tarea de escribir una columna. Fruto de ese trabajo es que, en medio de la pandemia del Covid-19, se aplicó para publicar un libro que recopilase buena parte de lo expuesto en Zeta.

La recopilación de un ejercicio periodístico plasmada cada semana durante seis años en el semanario Zeta requirió un grande trabajo de edición, revisión y “recontextualización”, que fue posible gracias al apoyo de Daniel Martínez, su asesor editorial.

Carlos Mora recuerda que desde que le nació su deseo por escribir, definió con claridad de qué, de quiénes y cómo lo haría.

Carlos Mora presenta su nuevo libro, mismo que en cierta forma fue inspirado por la actual Gobernadora de Baja California. Fotogrfafía: Gerson Hernández

Desde su primera columna hasta su más reciente libro, Carlos Mora ha respetado las premisas que se estableció desde sus inicios como escritor: destacar a las mujeres y hombres más importantes que ha conocido en su vida; que estos personajes hubieran dejado un legado; y tercero y más importante, que tuvieran más de 75 años de edad.

Carlos Mora considera que es a partir de los 75 años de edad cuando uno puede dejar huella, ser ejemplo a seguir.

Fue así como al revisar cientos de columnas, se redujo a unos 210 dones y doñas, lo que a la postre se tradujo en sus entregas “Los Dones I”, “Los Dones II” y, ahora, “Las Doñas, otros Dones y algunos amores”.

Señala que fue precisamente la entonces alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda, quien presidió en octubre del año pasado la presentación de su primer libro, quien le hizo ver que le había parecido extraordinario el contenido, pero que tenía “algo” que reprocharle, y era que no hablaba de “Doñas”.

Fue entonces que surgió la idea de su más reciente libro y que habrá de presentar este jueves 2 de diciembre en el Centro Estatal de las Artes de Tijuana, con la presencia de la ahora gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda.

Carlos Mora reconoce que hay una gran cantidad de Doñas, a partir de que existen y han existido mujeres capaces que trascienden en la historia y en su vida.

Luego que, en 2016, por cuestiones laborales, dejó de escribir en Zeta, fue invitado a publicar una columna en el periódico El Universal, que comenzó cada quince días y ahora es semanal.

Fue a partir de ahí que se dio a la tarea de intercalar entregas sobre “Doñas” y otros temas que le apasionan enormemente, como es el orgullo que siente de ser tijuanense, sin olvidar la importancia que tiene la migración para él, su padre es migrante, y para la ciudad que le vio nacer y formar. Igualmente toca aspectos de turismo, la política como ejercicio público.

Fue así como empezó a concretarse “Las Doñas, otros Dones y algunos amores”, que incluye algunas entregas que le requirieron un ejercicio personal al tomar el valor de escribir de la familia, de las mujeres de su familia, porque “comienzas por lo más sagrado, que es la madre”.

Igualmente incluye a sus abuelas, a las madres de sus abuelas, y tías, porque algunas de ellas no pueden faltar en una historia de familia. Otro reto aún mayor, fue escribir sobre Carolina, la madre de sus hijos, quien fuera su pareja durante 23 años de su vida. Y de la cual, asegura, salió airoso.

Pero incluye también mujeres que le han formado a la distancia o lo han educado con sus letras. El libro, asegura Carlos Mora, es un reconocimiento a todas esas mujeres con trascendencia a nivel local, nacional o mundial.

De la misma forma, incluye unos “Dones” vigentes en la escena política nacional.

Aunque está por presentar su nuevo libro, Carlos Mora prepara lo que pudiera ser su futura obra.

Y aclara: “una vez que emprendes y luego aprendes, no puedes parar, es un ejercicio muy rico que no tiene precio en cuanto al sentimiento íntimo que te proporciona”.

Próximo a cumplir 60 años de edad, el 27 de abril de 2022, Carlos Mora visualiza lo que pudiera ser un libro de memorias, al conjuntarse sus seis décadas de existencia con los 60 años de casados de sus padres.

Considera poco probable que su nueva entrega esté lista para abril del próximo año, pero considera que pudiera lograrlo antes del 27 abril de 2023. Ya no será una recopilación de textos publicados, sino de algo mucho más personal, autobiográfico.

Y es que, desde aquel uno de enero del 2012, Carlos Mora se ha convertido en un apasionado de la escritura y justifica su futura entrega: “nunca dejes de publicar, porque si lo dejas de hacer se te oxida la maquinaria, no sé si la del cerebro, el bazo o el ánimo”.