Con el pie en el acelerador

Por El Informante

Con el pie en el acelerador

Ahora sí podemos afirmar que este no es el Marcelo Ebrard de contiendas anteriores. Basta con voltear por la ciudad y en cartelera tras cartelera vemos el rostro del Canciller.

El pretexto es la promoción de su libro, “El camino de México”, que hace unos días vino a presentar a Tijuana. Pero bien se sabe que detrás de todo libro como el de Marcelo hay una aspiración electoral y él sabe que no tendrá otra oportunidad como ésta.

El Secretario de Relaciones Exteriores quiere ser el candidato de Morena a la Presidencia de la República en las elecciones de 2024 y no dará marcha atrás. En otras ocasiones que buscó ser el del nombre en la boleta, Ebrard se acopló a lo que le pedían en su partido; ahora se ve decidido a no dejar ir la candidatura.

Andrés Manuel López Obrador jura y perjura que él no meterá mano en la selección del candidato presidencial a sucederle y pide al partido que fundó decidir en tres meses a través de una encuesta quién será el “bueno” por Morena, todo indica que, como en el PRI de antaño, debemos esperar un presidencial “dedazo”.

Así que mientras el Presidente López Obrador pide a sus “corcholatas” mesura y unión, aquí cada quien jala por su lado. Como sabemos, además de Ebrard, los presidenciables de Morena son Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López, además de Ricardo Monreal, quien contra viento y marea sigue haciendo su luchita.

En los primeros meses desde que “predestapó” a los posibles candidatos, AMLO parece sentir una inclinación hacia Sheinbaum, pero lejos de cuadrarse, Ebrard ha exigido reglas claras y evitar favoritismos. Y si la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México fue la primera en arrancar su precampaña (aunque asegure que ella no ha tenido que ver con el movimiento #EsClaudia), en las últimas semanas Ebrard ha sido el más activo. Martha Delgado, hasta hace un par de días Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, renunció al cargo presumiblemente para integrarse de lleno a la campaña de Marcelo Ebrard; de hecho, el mismo Canciller ha confirmado que ella trabajará en el proyecto que busca llevarlo a la presidencia.

Ahora, López Obrador ha movido las piezas del ajedrez de su sucesión de tal forma, que a diferencia de anteriores presidentes, él siga teniendo relevancia incluso una vez que surja el candidato de Morena. Tradicionalmente, cuando se define el candidato presidencial, el presidente en turno pasa a segundo plano y todo se concentra en quién  será el próximo mandatario de México.

Lo cierto es que AMLO y Morena le llevan amplia ventaja a la oposición, que si bien algunos nombres han surgido, desde Santiago Creel hasta Lilly Téllez, desde Enrique de la Madrid hasta Beatriz Paredes, en reconocimiento popular están muy lejos de las “corcholatas” del Presidente.

Inicia gira nacional

Hablando de candidatos opositores, vale la pena comentar que el empresario Gustavo de Hoyos Walther apenas si tuvo tiempo para irse de luna de miel y disfrutar en calma sus días de recién casado.

Como en este mismo espacio comentamos, Gustavo contrajo matrimonio hace unas cuantas semanas en el Valle de Guadalupe, pero ahora ha iniciado ya su gira nacional para promoverse como potencial candidato de una hipotética alianza opositora.

A estas alturas, De Hoyos Walther arrojará toda la carne al asador y se jugará el todo por el todo. La intención del empresario es recorrer las 32 entidades en los próximos meses.

Quien fuera líder de Coparmex nacional obviamente contará con el respaldo del sector empresarial, pero tendrá que buscar la forma de acercarse con el resto de la ciudadanía.

Le echan montón a Guerrero

En donde las cosas se están poniendo color de hormiga es en el Sindicato de Burócratas, pues ha estallado una rebelión interna y las dirigencias municipales le andan echando montón al todavía líder estatal, el diputado Manuel Guerrero Luna. Ahora sí que como dicen los viejos cronistas de futbol: se armó la cámara húngara en entre la burocracia sindicalizada.

Como en este mismo espacio le narramos, los burócratas celebraron una tensa elección estatal que acabó abortando luego de desafortunados hechos violentos en una casilla mexicalense. La elección, que debió celebrarse el pasado 27 de abril, sigue en puntos suspensivos.

Ahora la novedad es que los líderes de Tijuana, Guillermo Aldrete; de Mexicali, Selene Cota; de Rosarito, Nadia Moroyoqui y de Tecate, Yara Amara, decidieron unir fuerzas y emitir un duro pronunciamiento público en el que desconocen a Guerrero Luna como dirigente.

Envalentonados y sin dar trazas de ceder o negociar, anunciaron que ellos, en calidad de dirigentes municipales, organizarán su propio proceso electoral saltándose olímpicamente a Guerrero Luna, a quien ya no reconocen como dirigente.

En su calidad de presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, Guerrero Luna parecía ser un hueso muy duro de roer, pero hoy queda claro que ha perdido el control político del Sindicato de Burócratas y a estas alturas se requerirá de una operación política de alta escuela para poder negociar con los dirigentes rebeldes.

Historia del sindicalismo

Y hablando de sindicatos, quien anda de gira por Baja California es Pedro Haces Barba, líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México y abanderado del nuevo sindicalismo mexicano.

Haces Barba viene a la entidad a presentar su libro Breve crónica del sindicalismo en México. Hace pocas semanas lo presentó en la Ciudad de México acompañado por el ex presidente polaco y Premio Nobel de la Paz, Lech Walesa y ahora vino a presentarlo a Mexicali. Hay que recordar que Walesa saltó a la fama internacional como líder sindical y luchador de los derechos de los trabajadores en la Polonia comunista de los años 80.

Ahora, Haces Barba en su gira por esta entidad aprovechó para reunirse con la gobernadora Marina del Pilar Ávila y con el presidente nacional del Consejo Coordinador Empresarial, Francisco Cervantes.

Los Capella contraatacan

Después de desempeñarse con no tan buena fortuna como mando único en los estados de Quintana Roo y Morelos, el abogado Alberto Capella Ibarra retorna a Tijuana en donde se le ha visto de lo más activo en diversos foros políticos.

Su más reciente aparición, fue muy cerquita de la ex legisladora priista Beatriz Paredes, quien anduvo de gira en Baja California.

Beatriz es una de las aspirantes a ser la candidata presidencial del bloque opositor anti morenista y anda haciendo su luchita recorriendo el país. Dicen que Capella Ibarra sueña con la presidencia municipal de Tijuana y está tratando de posicionarse como un potencial candidato de la oposición.

Junto con Alberto se ha estado moviendo mucho su hermano Esteban Capella Ibarra, quien organiza foros ciudadanos sin aparente bandera partidista.

Buena relación

En la pasada administración, el entonces gobernador Jaime Bonilla se agarró del chongo con Serge Dedina, alcalde de Imperial Beach, el municipio más al sur del vecino estado de California, por el tema de las aguas residuales.

Mientras Bonilla aseguraba que dicho problema había quedado atrás, Dedina daba muestras que las aguas negras de Tijuana y Rosarito seguían contaminando la costa de Imperial Beach. Y así se la llevaron.

Todo indica que ahora las cosas son muy, muy diferentes. La actual alcaldesa de Imperial Beach, Paloma Aguirre, parece tener una estupenda relación con la gobernadora bajacaliforniana, Marina del Pilar Ávila.

En sus redes sociales Aguirre posteó sobre su reunión de ayer miércoles con la mandataria, en la que también estuvo Mónica Vega Aguirre, secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable.

En particular la Alcaldesa se congratulaba de conocer del progreso para sustituir la planta de tratamiento en Punta Bandera, que ha sido el punto de discordia en el asunto de las aguas negras, y dijo sentirse complacida de que para la administración de Ávila Olmeda “una de sus principales prioridades es el agua y las aguas residuales”.