Comparten poesía con reclusos

Tijuana.- Con su libro El circo de las palabras y otros malabares, el escritor uruguayo Hermes Millán Redin compartió su poesía y una amena charla con reclusos del Centro de Readaptación Social Tijuana (Cereso) el pasado miércoles 24 de mayo.

La presentación, realizada en el primer programa extramuros de la Feria del Libro de Tijuana en su 35 edición, tuvo lugar a las 10:00 horas en uno de los patios del recinto, donde asistieron más de un centenar de varones internados.

El escritor y psicólogo compartió seis de los más de 60 poemas de la obra, cerrando con “Los hijos de Wynants” cuya esencia resalta que se puede vencer la adversidad y disfrutar el triunfo  a pesar de lo casi imposible de la encomienda.

Milton Wynants, recordó, es un ciclista uruguayo al que el gobierno de su país no le apoyo y fue una colecta de su barrio la que le permitió comprar la bicicleta con la que ganó una medalla de oro en una competencia internacional.

Con marcado acento uruguayo Millán Redin, charló amenamente con los internos que atentos le cuestionaros sobre los libros que marcaron su vida, cómo llegó a Tijuana o cuánto se tarda en escribir una obra.

“Poder utilizar un puñado de palabras con las que se puede decir lo que se piensa y lo que se siente es un instrumento de liberación muy potente”, resaltó.

No se puede decir que escribir estando preso te hace libre, continuó, porque la libertad es afuera, pero hay quien teniendo libertad está muy cautivo de muchas cosas.

“Lo único que abre las puertas de la auténtica libertad es adquirir el dominio de la palabra, el dominio de la palabra para poder decir lo que se siente y lo que se piensa” agregó.

Casi todos los actos de la vida que causan arrepentimiento, dijo, están relacionados con las palabras que no se encuentran para expresa un dolor, una pérdida o un enojo.

“Hacer un libro es relativamente fácil si uno resuelve lo más difícil que es tener algo para decir. Lo más difícil es tener algo para decir, algo que merezca ser dicho de tal manera que convoque a otro para escucharlo”, puntualizó.

Tras regalar y firmar algunos ejemplares que dejó en la biblioteca del Cerezo, su audiencia le agradeció con un sentido y prolongado aplauso luego el poeta se despidió saludando uno a uno a todos los asistentes.

Haydé Zavala Levya, titular del IMAC, agradeció a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, y al director del Cereso, César Daniel Ramírez Acevedo, las facilidades e interés para acercar actividades que promuevan el arte resaltando que es el comienzo de una posible colaboración periódica.

La XXXV Feria del Libro de Tijuana cuenta con un Comité Organizador integrado por la Unión de Libreros de Tijuana, la Cámara Nacional de Comercio de Tijuana, la Secretaría de Cultura, el Centro Cultural Tijuana, el XXII Ayuntamiento de Tijuana a través del Instituto Municipal de Arte y Cultura, así como la Promotora de Cultura de Baja California.