Combaten plaga de la vid en Baja California

Continúan los esfuerzos contra el piojo harinoso de la vid (Planococcus ficus) en Baja California. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Ensenada.- La Representación Estatal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural en coordinación con el Comité Estatal de Sanidad Vegetal (CESV) continúa atendiendo la problemática del piojo harinoso de la vid (Planococcus ficus), presente en los campos agrícolas de la zona costa de Baja California.

Juan Manuel Martínez Núñez, encargado del Despacho de la Secretaría de Agricultura en el Estado, informó que de acuerdo a lo reportado por el CESV, actualmente Baja California, específicamente el Municipio de Ensenada, cuenta con una superficie de 1,602 hectáreas contaminadas por dicha plaga.

Comento que del total de esta superficie, 1,039 hectáreas presentan infestación leve; 306 hectáreas infestación media y 257 hectáreas infestación fuerte.

El funcionario precisó que con la finalidad de controlar y/o erradicar dicha plaga, del 2016 a la fecha, el gobierno federal en coordinación con el gobierno del estado, han invertido un total de 11 millones 876 mil 766 pesos, para tal efecto.

Tan solo este año, dijo, serán invertidos 2 millones 600 mil pesos a través de la Secretaría del Campo y Seguridad Alimentaria (SCSA), gracias a las gestiones realizadas por el Consejo Estatal de Productores de Vid de Baja California y al Comité Estatal de Sanidad Vegetal, organismo auxiliar de la SADER.

Explicó que dicho recurso, permite que el Comité cuente con un equipo de 5 técnicos que conocen el manejo del piojo harinoso de la vid y que diariamente realizan visitas de inspección a los viñedos situados en los municipios de Ensenada, Tijuana y Tecate, con la finalidad de realizar acciones de trampeo, muestreo, capacitación al personal de los viñedos y divulgación de medidas preventivas.

Martínez Núñez señaló, que durante el 2020, se tiene programado muestrear alrededor de 3,500 hectáreas, situadas en las zonas mayormente afectadas.

En adición y de acuerdo a lo informado por el CESV, se han instalado 200 trampas en sitios libres de la plaga, bajo la metodología de 1 trampa cada 20 hectáreas, con el objetivo de detectar oportunamente la llegada del insecto y evitar que se establezca. Hasta el momento, se han realizado 1,488 revisiones de trampas y no se han encontrado capturas.

Aclaró que el piojo harinoso (Planococcus ficus) se ha convertido en la plaga de mayor impacto económico para el cultivo de la vid que se desarrolla en la zona costa del Estado, desde su aparición en el año 2014, cuando causó pérdidas económicas, que oscilaron entre el 30 y 100 por ciento.

De ahí, añadió, la importancia de que productores, investigadores y autoridades gubernamentales, se sumen en la lucha contra dicha plaga a fin de beneficiar al sector vitivinícola de la región.