Código Cultural

Por Maritza Morales

El cambio se genera en la mayoria de las situaciones, como efecto de una crisis o un problema. Estamos acostumbrados a esperar una crisis para  movernos y realizar cambios en una organización, lo ideal sería tener líderes que puedan tomarse el tiempo de salirse de la opreación y echar un vistazo desde el exterior, obteniendo con ello una vista más amplia del mercado, el interior de la organización y las áreas de oportunidad para el negocio.

Los líderes del presente requieren, tener el conocimiento académico, la experiencia, el carácter, la destreza para la toma de desiciones rapidas y objetivas, pero lo más importante es saber elegir al equipo de trabajo que ejecutaran las estrategias adecuadas con las mayor precisión logrando ser una extensión de la empresa, entendiendo la visión, los valores y el rumbo de la misma.

¿Y cómo logran los buenos líderes construir equipos de trabajo comprometidos con la empresa, capaces y motivados?

Primeramente se requiere conocer y entender el entorno, la cultura y los motivantes de las personas, ya sea que formen parte de la empresa o sean clientes, en cualquiera de las posiciones será vital para desarrollar estrategias que apoyen al éxito de la empresa.

Todo inicia desde adentro, para desarrollar un código de cultura se requiere tomar una acción, una persona entusiasta contagia a los otros miembros para que comiencen a hacer su trabajo efectivamente.

Cuando el comportamiento de un grupo cambia es así cuando comienza una cultura, el inicio son las palabras y la habilidad de comunicar ideas poderosas. Esto es parte del trabajo que realiza un “buen líder” ofrecer seguridad psicológica.

Cuando un grupo utiliza la inteligencia colectiva se refleja el poder que pueden tener un conjunto de personas correctamente dirigidas para lograr objetivos específicos, ya sea en una empresa o en la sociedad.

¿Cómo generar cambios dentro de nuestras organizaciones?

Se requiere el analisis de patrones, se ha visto que en grupos de trabajo que logran alcanzar sus objetivos tienen en común ciertas prácticas:

  1. Todos tienen la oportunidad de hablar y ser escuchados.
  2. Los miembros mantienen contacto visual.
  3. Comunicación directa entre todos los miembros del equipo en todos los niveles, no solamente los líderes.
  4. Se toman un tiempo fuera del equipo y analizan la situación para después comentarla con los miembros del equipo y encontrar áreas de oportunidad.

¿Es momento de realizar cambios en este momento en nuestras empresas?

Podríamos formularnos las siguientes preguntas:

¿Qué futuro tiene nuestro producto o servicio en el mercado de acuerdo a la información disponible, tendencias de consumo, economía, cambios climáticos?

¿Cómo puedo expandir el negocio y generar valor a la sociedad?

¿Estoy elijiendo los motivantes adecuados para fomentar la cultura empresarial?

El futuro, actualmente pasa en los siguientes meses.

Lo único seguro que tenemos en nuestras organizaciones y en la vida es el cambio y más vale estar preparados para tomar desiciones rápidas y de manera asertiva.