Clausuran banco de extracción de material pétreo

Ensenada.- Profepa clausuró de manera total temporal un banco de aprovechamiento de materiales pétreos  dentro del cauce del arroyo El Barbón, en el municipio de Ensenada, Baja California, por no contar con la autorización de impacto ambiental que emite la Semarnat.

En un comunicado, la Profepa clausuró de manera total temporal un banco de aprovechamiento de materiales pétreos  dentro del cauce del arroyo El Barbón, en el Ejido Sierra de Juárez, municipio de Ensenada, Baja California, por no contar con la autorización de impacto ambiental que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Durante un recorrido de inspección y vigilancia en el Ejido Sierra de Juárez, inspectores de Profepa localizaron un banco de extracción de materiales pétreos en operación.

En el sitio se constató la remoción de arena, grava y balastre del cauce de un arroyo, la  afectación de una superficie aproximada de 4,500 m2 de vegetación forestal presente en la ribera del arroyo y en predio colindante a éste, así como el relleno de una barranca en aproximadamente 1,000 m2.

La extracción de arena se realizaba dentro del cauce del arroyo El Barbón, con un trascabo que recolectaba el material para depositarlo en la caja trasera de un tracto camión.

En seguimiento a lo establecido en el ordenamiento en la materia, se requirió a los inspeccionados la autorización de impacto ambiental emitida por la Semarnat para la realización de sus actividades, misma que no presentaron.

Por lo anterior, se levantó el acta de inspección correspondiente y se procedió a imponer como medidas de seguridad la clausura total temporal del sitio inspeccionado y el aseguramiento precautorio de la maquinaria empleada en la extracción del material pétreo.

 

La disminución de la capa de sustrato arenoso afecta la filtración de agua hacia los acuíferos, lo que puede afectar el cauce natural del arroyo y, por lo tanto,  el amortiguamiento de la fuerza con la cual fluye el agua durante la presencia de lluvia en la zona, aumentando el riesgo de desbordamientos y afectaciones a las poblaciones aledañas.