Cinco enfoques para 2021

Por Maritza Morales

Este año ha sido indudablemente caótico, inesperado, incierto y de grandes retos. Ya estamos a nada de cerrar este 2020 por lo que me gustaría compartir desde mi punto de vista y experiencia, las 5 principales tendencias para el futuro inmediato las marcas y empresas desde el enfoque de marketing.

¿Qué les depara el destino a las marcas y empresas para este 2021 de acuerdo al comportamiento del nuevo consumidor, la crisis económica, la competitividad y el ajuste de presupuestos en las áreas de marketing y publicidad?

Marcas que practiquen la Responsabilidad Circular (RS), con sentido humano, generando el cambio desde adentro, en la forma de generar su negocio, el trato humano a sus colaboradores, el aporte a la sociedad y el cuidado de los recursos naturales. Libres de culpas, sin maquillajes ni máscaras, buscando soluciones en lugar de remedios. El enfoque que actualmente están tomando las marcas más allá de compensar el impacto negativo, es adquirir una filosofía de mayor consciencia en la gestión de los recursos que nos rodean, con el fin de transformar y crear entornos colaborativos.

Marcas con un propósito claro y definido para tener un impacto positivo en el mundo, se trata de alinear modelos de negocio, productos y servicio, iniciativas y todas las actividades que puedan proyectar todo lo que dicen que quieren ser.

El B2B o B2C quedó atrás, los de hoy es el B2S (Business to Society) considerando a la sociedad como el principal receptor de los mensajes que deseamos comunicar, formada por todas las audiencias.

Enfoque al producto, sí están leyendo bien, al producto. Mucho se ha dicho sobre las emociones como enfoque central para impulsar la venta de un bien, sin embargo, en época de crisis el producto realmente importa, el cliente quiere saber el beneficio real que va adquirir con la compra de ese producto o servicio, ya no solamente basta con decirle como lo va a hace sentir (beneficio emocional). Volvemos a lo racional.

El recurso humano como pieza clave para el posicionamiento de marca. Las personas que forman parte de la empresa son realmente la cara de la misma, ya que son los puntos de contacto con un usuario o cliente, son las personas que están detrás de un teléfono, de un correo e incluso de los medios digitales, quienes responden y atienden las necesidades inmediatas de los clientes. Por esto mismo la capacitación y manuales de comportamiento de los empleados son indispensables para el presente y futuro de cualquier marca.

Sin duda nos estamos enfrentando a un cambio de conciencia global, esto requiere trabajo arduo para todas las empresas, desde la pymes hasta las grandes compañías. Puede que el futuro sea incierto pero la responsabilidad de cada uno en estar preparados y tener la capacidad de reaccionar rápidamente a los cambios.

Compartir
Artículo anterior¡Ay! Andrés y los medios
Artículo siguienteBalones perdidos