China reprueba encuentro entre Dalai Lama y Calderón

BEIJING.- El gobierno de China criticó la reunión del presidente de México, Felipe Calderón, con el Dalai Lama al considerarla un acto de interferencia con los asuntos internos de China y afectó las relaciones entre ambas naciones

El comunicado del Ministerio del Exterior de China llega un día después de que el presidente Calderón se reunió en privado con el líder espiritual, galardonado con el Premio Nobel de la Paz, quien se encuentra en México para hablar en una conferencia sobre la paz como la base de la felicidad.

China había solicitado a México que no se llevara a cabo el encuentro del viernes y advirtió que de hacerlo estaría afectando las relaciones entre ambos países.

Luego del encuentro del Dalai Lama de 45 minutos con Calderón, el gobierno de Beijing informó que el Ministerio del Exterior y la Embajada de China presentaron objeciones ante representantes de México en Beijing y en la capital mexicana.

"Esto (el encuentro) interfirió de una manera grosera los asuntos internos de China, lastimó los sentimientos del pueblo chino y dañó las relaciones chino-mexicanas", afirmó el ministro del Exterior de China, Ma Zhaoxu, en un comunicado.

"Exigimos que el gobierno de México adopte medidas para eliminar el impacto negativo y salvaguardar el estable y firme desarrollo de las relaciones chino-mexicanas", agregó Ma.

Por su parte, en un escueto comunicado de la Presidencia de la República, se señala que en el marco del encuentro entre el Dalai Lama y el presidente de México, "el primer mandatario reiteró el apego del gobierno de México al principio de 'una sola China' y el reconocimiento de la plena soberanía de la República Popular China sobre la Región Autónoma del Tíbet".

China considera al Dalai Lama a un líder separatista que pretende poner fin al gobierno de China sobre el Tíbet. Por su parte, el Dalai Lama asegura que sólo quiere un cierto nivel de autonomía para el Tíbet.

En su visita, el Dalai Lama también se reunió con el ex presidente de México Vicente Fox, de acuerdo con una información publicada por el autoproclamado gobierno en el exilio del Tíbet en su portal de internet.

El Tíbet ha sido fuente de controversia por décadas, desde que China desplegó soldados para ocupar el país tras la revolución comunista de 1949. China insiste que la región ha formado parte de su territorio desde hace siglos, una visión que es rechazada por muchos tibetanos quienes consideran que su región, a los pies de los montes Himalaya, tiene una larga historia de gobiernos autónomos encabezados por varios líderes budistas.

Un levantamiento ocurrido en 1959 obligó al Dalai Lama a huir al exilio en India.