Chiefs es el equipo a vencer

Por Dante Lazcano

Se suponía que era un juego de división y como tal iba a ser muy cerrado, pronóstico que se cumplió en la primera mitad, pero al final Patrick Mahomes terminó con 424 yardas pasadas y 4 pases de anotación, mientras que el otro playmaker, Travis Kelce, el que se supone va de salida por su edad, hizo 172 yardas en 12 recepciones luciendo realmente imparable.

Pero si las cosas no lucieron bien defendiendo a un elusivo Mahomes y a unos Chiefs que pese a tener ciertos sobresaltos al inicio de la temporada, ya se instalaron cómodamente como el mejor equipo de la liga con 6-1 y en camino a otro campeonato divisional, eso sin mencionar que de nuevo ya son el equipo a vencer, la ofensiva no lució ni remotamente como hubiéramos querido.

Justin Herbet fue capturado por la segunda mejor defensiva de la liga anotando, apenas sumó 259 yardas y lo interceptaron en par de ocasiones dejando claro que no se trata de esquemas o preparación; ante un equipo como Kansas dejaron claro que les falta personal. Lo triste del asunto es que ya estamos casi a la mitad de la temporada, y pese a que el cliché es válido, hay muchos juegos por adelante, lo cierto es que la temporada pudiera ser más larga de lo que hubiéramos imaginado.

Este fin de semana la NBC aguantó el Sunday Night programado desde la primavera pues en el SoFi los Boltios recibirán a los Bears, duelo que está pintado para que los locales regresen a la senda del triunfo.

Siendo sinceros y haciendo un presupuesto sobre una base real, los del rayo tienen por delante un rol de juegos de muchas interrogantes pues las siguientes dos semanas se medirán a Bears y Jets para después recibir a Lions, luego viajarán a Packers y cerrarán noviembre contra Baltimore en casa.

Para diciembre viajarán con Patriots, luego recibirán a Broncos, viajarán a Vegas, volverán a casa para recibir a Bills, visitarán a Broncos y cerrarán el año con Chiefs en casa.

Con lo anterior quiero puntualizar que las cosas no son faciles pues hay cuatro equipos con marca ganadora y contendientes a playoffs y mis Chargers con su 2-4 deben empezar a escalar y empezar a pensar a que se les combinen resultados.

Esto aún no se acaba, falta mucho, sin embargo en la NFL se trasciende ganando y de la mano de Brandon Staley no veo que puedan ganar mucho.

Mis picks

Pocas, por no decir que poquísimas, han sido las semanas en que mis pronósticos fueron tan castigados como lo sucedido la semana pasada.

Aunque hasta el momento ha sido un buen año, lo cierto es que terminar la semana 7 con parciales de 5-9, cuando ya traíamos ritmo de campeonato, no sólo nos cortó la racha de doble dígito, sino que fue el mensaje en el que, si lo entendí, debo poner más atención a aquellos juegos que lucen potencialmente lógicos y al final la ilógica es lo que se impone.

Y como hay que ver hacia adelante, entramos a una fase de la campaña en la que los hombres se separan de los niños pues los equipos contendientes ya se empezaron a definir, léase Chiefs, Niners, Coybows, el gran grueso que sueña con brincar al siguiente nivel y los coleros del 2023 como Broncos, Jets y Giants.

Los tres partidos más atractivos son divisionales y considero que Patriots superará a Dolphins por la mente destructora de Bill Belichick, los Minnesota Vikings en su visita a Green Bay Packers revivirán y Philadelphia Eagles ante Washington Comanders dará el golpe de timón para quedarse con la división.

En el resto de la jornada me voy con Bills, Cowbowys, Falcons, Colts, Patriots, NY Jets, Jaguars Eagles, Texans, Seahawks, Chiefs, Ravens, 49ers, Lions y como lo señalé líneas arriba, mis beloved Chargers volverán a la senda del triunfo.

Mis dos centavos

No le jales los bigotes al tigre.