Chase Headley regresa a los Padres

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Esta semana en la actividad de los Winter Meetings, los Padres de San Diego solidificaron su parte izquierda del infield al adquirir a una cara muy conocida en la organización, el tercera base Chase Headley, en un cambio realizado con los Yankees de Nueva York.

Headley salió de los Padres durante la temporada 2014 en el cambio que trajo a Yangervis Solarte a San Diego y ahora regresa como un pelotero veterano de mucha experiencia que puede beneficiar al resto del núcleo joven del equipo con su liderazgo.

De igual manera, este movimiento significa que para los Padres habrán más movimientos a la vuelta de la esquina, ya que con Headley en tercera base, San Diego cuenta con Solarte, Carlos Asuaje y Cory Spangenberg como opciones para segunda base, por lo que ese exceso les podrá permitir realizar un cambio para llenar otro espacio en el roster.

Recientemente la gerencia del club tuvo una conversación con Wil Myers respecto a la posibilidad de que pueda regresar a jugar en los jardines bajo la condición de que puedan adquirir al agente libre Eric Hosmer, quien pudiera no solo brindar un bat de impacto al lineup, sino que un jugador en plenitud a sus 28 años que puede ser parte de la construcción hacia la contienda.

Dejando todo eso en cuenta, la vacante más grande para los Padres continúa siendo las paradas cortas, en donde ya han sido ligados a pláticas con Zack Cosart, un jugador All-Star que viene de la mejor temporada de su carrera con los Rojos. Una opción como él sería de gran solidez de aquí al momento en que Fernando Tatis Jr. esté listo.

Entre Clint Barmes, Alexei Ramírez y Erick Aybar, los frailes han cubierto la posición con veteranos los últimos tres años con resultados mínimos.

Una pequeña trivia

Fuera de Tony Gwynn, ¿quién ha sido el único jugador de los Padres en ganar un título de bateo?

Calentando en el Bullpen…

El mundo del béisbol se sorprendió el pasado fin de semana con el cambio de Giancarlo Stanton a los Yankees, en algo inesperado que se cocinó de inmediato para Nueva York, una vez que Stanton negó posibles cambios a los Gigantes y a los Cardenales.

A un precio bastante bajo, el Bronx recibe a Stanton para unirlo a Aaron Judge en el lineup y combinar dos jugadores que la temporada previa conectaron más de 50 jonrones cada uno. La única otra ocasión en que eso sucedió fue en 1962 con Roger Maris y Mickey Mantle. Sin duda la presencia de Stanton a un equipo que se quedó a un triunfo de la Serie Mundial, los debe de catapultar al siguiente nivel.

En el círculo de espera

Los Astros de Houston buscarán mantener su supremacía en la Liga Americana con los rumores de que buscan agregar un lanzador más a su rotación de abridores. Esta misma incluye a Justin Verlander, Dallas Keuchel, Lance McCullers Jr y Charlie Morton, y ahora buscarán añadir a uno de Yu Darvish, Jake Arrieta o un cambio por Chris Archer.

Con su ofensiva ya explosiva, el pitcheo sería la clave para contrarrestar el poderío de los Yankees.

Y la respuesta es…

Gary Sheffield, al batear para .330 en 1992.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.

Compartir
Artículo anteriorFunciona fase tripartita
Artículo siguienteEn narrador interno