¿Certificación o título?… o los valores

Por Gustavo Fernández de León
Terminar una carrera profesional y obtener un título garantiza que atendiste las clases y que aprobaste cada una de las asignaturas del respectivo plan de estudios, sin embargo no indican con precisión cuáles son tus habilidades específicas en el trabajo. O sea qué sabes hacer. Por otra parte entenderemos que las habilidades se desarrollan con la experiencia, con la práctica y trabajo de muchas horas invertidas, con o sin estudios formales. Sin embargo hay un componente adicional llamado soft skills o competencias blandas que se refiere a las habilidades que van más allá de las técnicas de un oficio, es la parte emocional, la conducta, los valores (honestidad, puntualidad, motivación).

Entonces ¿qué es más importante, la experiencia, los estudios o nuestros valores?

Definitivamente los tres son importantes pero hay que darle su respectivo lugar.

Los estudios nos darán un bagaje cultural y conocimientos importantes para nuestra formación personal integral, pero esto no es suficiente si no hemos desarrollado, a través de la experiencia, una habilidad específica que nos dé un valor en la vida productiva, pero todo lo anterior sirve de muy poco si no tenemos fortalecidos nuestros valores y nuestras competencias blandas. Lo primero se aprende en la escuela, lo segundo en el trabajo y lo tercero en casa.

Quienes no han tenido la oportunidad de ir a la universidad pero han desarrollado habilidades tienen la oportunidad de certificarse a través de entidades como el Conocer (Consejo nacional de normalización y certificación de competencias laborales) que en nuestro Estado ha promovido la UTT (Universidad Tecnológica de Tijuana) con un importante impulso de su rector Miguel Ángel Mendoza y recientemente la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que encabeza Juanita Pérez Floriano a través de la creación del Instituto Estatal de Capacitación y Certificación de Competencias.

Existe también la posibilidad de certificar tus conocimientos a través del Ceneval (Centro nacional de evaluación para la educación superior) y poder obtener un título por tus conocimientos adquiridos con o sin el acompañamiento de una institución educativa, aunque también proveen el Examen general para el egreso de la licenciatura, que es aplicado por algunas instituciones a sus egresados aunque su aprobación (o no aprobación) no es condicionante para concluir su grado académico.

En ciertas industrias cada día toma más relevancia las habilidades específicas sobre los conocimientos generales por lo que la tendencia es que día a día aumente la importancia de tener certificada la experiencia.

La recomendación para jóvenes y no tan jóvenes que compiten no sólo en la vida laboral sino en el emprendimiento también, es desarrollar fuertemente sus competencias blandas ya que sin estas, las habilidades y los conocimientos pierden todo su valor. En segundo lugar enfocarse en desarrollar habilidades específicas que tengan valor en el desarrollo de alguna industria y buscar su certificación; y finalmente no dejar de estudiar y actualizarse permanentemente de manera institucional.