Celebran Día Nacional del Pequeño Comerciante

Anpec reconoce cada 7 de agosto el Día Nacional del Pequeño Comerciante para destacar la labor de todas las familias que trabajan en este sector. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Ciudad de México.- La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec)) celebró por primera vez el Día Nacional del Pequeño Comerciante en el auditorio del Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México.

Al evento asistieron decenas de afiliados a la organización provenientes de toda la República mexicana, comerciantes que representan a este sector de la economía nacional, el cual cuenta con 1.2 millones de puntos de venta, genera 2 millones de autoempleos y da sustento a más de 5 millones de mexicanos.

Cada 7 de agosto se celebra el Día Nacional del Pequeño Comerciante para reconocer la labor de todas las familias que trabajan en este sector.

“El pequeño comercio es un tema que le debe importar a todo país fuera de terminologías, de poses y de partidismos. Todos los pequeños comerciantes estamos convocados a ser el hilo que fortalezca el tejido nacional en un momento económico crucial en la historia del país que nos pide que silenciosamente y con humildad brindemos el mejor servicio posible a la gente que ve que cada vez le alcanza menos para comprar alimentos”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de Anpec.

El mercado se encuentra en constante ebullición porque la inflación está a la alza: en julio fue de 8.16 por ciento en lo general y de 16.76 por ciento en lo referente a los alimentos agrícolas, lo que indica que no se ve una señal seria de que próximamente la inflación ceda en los próximos meses”, señaló Rivera.

“Por ello, desde la pandemia, el consumo ha caído en un 30 por ciento, concentrándose principalmente en alimentos, lo que diagnostica el alza de cada producto y la difícil situación que vivimos actualmente”, añadió.

Ante todas las complicaciones presentadas por el panorama actual, indicó, el pequeño comercio le exige a las autoridades que al menos los deje trabajar, evitando legislaciones prohibitivas que sólo lesionan esta actividad, además de esperar que los principales proveedores principales los vean más como socios que como simples distribuidores comerciales, reclamando de esa manera un trato parejo para todos los canales comerciales, y, finalmente, que disminuya la inseguridad para que no exista nunca más un “impuesto al trabajo”, que el gobierno tome las medidas efectivas para evitar que el crimen organizado cobre ese derecho de piso.

“El pequeño comercio debe continuar con el pulso optimista que lo caracteriza, así como la resistencia a todos los embates que las condiciones nos imponen”, dijo.

“Vamos a seguir luchando para fortalecer el canal tradicional que durante tantos años ha sido ninguneado, despreciado e ignorado por algunos sectores sociales sin darse cuenta de la relevancia que tenemos no solamente en la proximidad del barrio al fungir como termómetros de la colonia, psicólogos de cabecera y hasta reporteros de a pie, sino a nivel económico nacional al aportar 9% del PIB y ofrecer a las familias lo mejor de nosotros, con gusto y pasión por lo que hacemos”, sentenció Rivera. 

ANPEC felicita y celebra a todos aquellos que alimentan esta actividad comercial con su trabajo diario. Por todos ellos y porque su labor merece ser reconocida es que a partir de hoy y cada año, el 7 de agosto será reconocido como el Día Nacional del Pequeño Comerciante.