Causa revuelo anuncio de Bonilla intención de expropiar Club Campestre

Vista desde el campo de golf del Club Campestre de Tijuana. Fotografía: Archivo

Redacción/Infobaja

Tijuana.- El anuncio del gobernador Jaime Bonilla de que estudiarán las autoridades estatales la posibilidad de expropiar el Club Campestre de Tijuana ha causado reacciones en redes sociales a favor y en contra.

En la parte de preguntas y respuestas de su informe diario, mostraron tres inquietudes planteadas por Rubén Ovando, quien ha sido relacionado tanto con el PRI como con la anterior administración municipal a cargo del panista Juan Manuel Gastélum.

Las tres preguntas de Ovando estaban relacionadas con el actual presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, la tercera de las cuales iba en el sentido de que el Alcalde, quien fue presidente del Club Campestre y es parte de su Consejo Directivo, invierta su tiempo en “la elección del Campestre en vez de dedicarlo a la solución de los problemas de Tijuana”.

Bonilla tomó el, tema y aseguró que el Campestre tiene adeudos con el predial y con el servicio de agua.

“Les quiero dar una noticia”, dijo el Gobernador. “Le estoy dando instrucciones al Secretario de Gobierno, que vea la posibilidad de expropiar -que se oiga claro- el Campestre para beneficio público, para beneficio de la comunidad”.

Señaló que esta solicitud a Amador Rodríguez Lozano es “para ver el camino que vamos a seguir”, pues “el Campestre no sirve ningún beneficio social”.

El Club Campestre de Tijuana tuvo su origen hace más de 70 años. El principal promotor de su fundación fue el expresidente de México, Abelardo L. Rodríguez, un entusiasta del deporte del golf y también uno de los socios del Complejo Turístico Agua Caliente, hotel y casino inaugurado en 1928, y que incluía un campo de golf con su casa club.

Con el decreto del entonces presidente Lázaro Cárdenas que prohibió los juegos de azar en México, Agua Caliente terminó cerrando sus puertas y fue eventualmente expropiado.

En 1948, bajo iniciativa de Abelardo L. Rodríguez, un grupo de emprendedores que incluían al entonces gobernador del Territorio Norte de Baja California, Alfonso García González, fundaron el Club Campestre de Tijuana, A.C.

El nuevo club social y deportivo se acercó a la Compañía Mexicana de Agua Caliente, S.A., para obtener el terreno del campo de golf y reacondicionarlo, pues no se había atendido en varios años.

En años recientes, la directiva del Club ha ido renovando cada uno de los 18 hoyos del campo, lo que le ha permitido recibir torneos nacionales, además de los eventos regulares que ahí se llevan a cabo.

El gobernador Bonilla, quien ha criticado duramente al Alcalde de Tijuana, acusó a González Cruz de encabezar un “caciquismo” en el Club Campestre.