Casi estalla coche bomba en estacionamiento de Policía Federal

VILLAHERMOSA.- Un comando disparó contra las instalaciones de la Policía Federal en la ciudad de Cárdenas, en Tabasco, y además dejó a las afueras un coche bomba que no alcanzó a explotar. 

Los sicarios dejaron en las instalaciones de la PF un narcomensaje, en tanto que un ex militar se encuentra detenido por este atentado que no dejó víctimas.

Según un reporte policiaco, el atentado se originó alrededor de las 21:00 horas de ayer, cuando un grupo armado disparó contra la fachada del inmueble en el municipio de Cárdenas, antes de lo cual dejó un coche bomba en el estacionamiento de la corporación, de acuerdo a una nota publicada en Excélsior.

Aunque se pretendía detonar el vehículo con los explosivos, éste no alcanzó a detonar debido a que fue mal instalado, según los peritos.

De acuerdo con la versión de testigos, al menos dos personas con armas largas llegaron hasta el estacionamiento de la Policía Federal y comenzaron a disparar en repetidas ocasiones contra las instalaciones, mientras que uno de ellos pretendía armar un coche bomba.

Cuando los agente federales de guardia se percataron de que eran ametrallados, intentaron repeler la agresión de los sicarios, quienes emprendieron la huida dejando a medias el artefacto explosivo que iba a bordo de un carro rojo tipo Tiida con placas de circulación de Tabasco, el cual tenía la cajuela abierta y en su interior, además del explosivo, se localizó un bidón de gasolina.

Después de que se activaron las alarmas de pánico para dar aviso del ataque a las demás corporaciones, arribaron hasta ese lugar soldados del Ejército mexicano, quienes acordonaron el área por cuestiones de seguridad.

Dentro de las primeras acciones que se realizaron en la zona del conflicto, fuerzas castrenses que se dieron cita retuvieron a un sujeto que, al verse descubierto cuando salía de unos matorrales, comenzó a actuar de forma sospechosa.

El detenido fue cuestionado y dijo responder al nombre de Octavio Trigo; también señaló que tiene 35 años de edad, es originario de Minatitlán, Veracruz, además de que mencionó que había formado parte de las fuerzas especiales del Ejército mexicano, de donde había causado baja.

Las oficinas de la Policía Federal quedaron bajo resguardo de las Fuerzas Federales de Apoyo, que implementaron un cordón perimetral.

Mientras que se revisaban los videos de seguridad en busca de mas indicios.

(Información tomada de Excélsior)