Carta a mi próxima diputada

Por Daniel Salinas Basave

Najla y María Luisa-   Es un gusto saludarlas y dirigirme a ustedes por este medio. A no ser que suceda algo verdaderamente atípico y que los evangélicos del PES de verdad tengan un dios capaz de hacerle el milagro a Mónica, todo hace indicar que una de ustedes va a vivir de nuestro dinero. De entrada les informo que no votaré por ninguna de las dos. De hecho no sufragaré por ninguna de las nueve opciones, pues mi voto de protesta será el de un ciudadano harto que considera innecesario tirar recursos en un legislador.

 

Ustedes dos no son necesarias. Podemos prescindir de su labor legislativa, en el hipotético e improbable caso de que hagan algo más que levantar la mano. Siendo franco,  cualquier líder de junta de vecinos o dirigente de organización ciudadana hará mucho más que ustedes por su comunidad y seguramente sin cobrar un centavo.

Podría no haber diputado en el VI distrito y no pasaría absolutamente nada, pero por desgracia esa opción no existe.

Una de ustedes va a vivir con privilegios que son un insulto para millones de mexicanos y no hay nada que podamos hacer para evitarlo.

La que gane, seguro estoy,  se limitará a hacer montón y a levantar el dedo en el sentido en que el presidente su partido le ordene. Ninguna, obvia decir, va a tomar decisiones ni a asumir liderazgo alguno. Si sus jefes les dicen que voten a favor de alguna iniciativa que acuchille a los bajacalifornianos sin duda lo harán.

Tú, Najla, obedecerás a Enrique Peña Nieto, el presidente que encarceló a tu querida madrina Elba Esther que tanto presumías antes de que la convirtieran en una apestada política. Tú, María Luisa, le obedecerás a Gustavo Madero o al que dirija a tu devaluado partido si es que antes de antes de tres años no se ha desmembrado por completo. Ninguna de las dos, seguro estoy, tendría la valentía o la entereza para poner a los bajacalifornianos por encima de los intereses de sus mafias políticas.

De acuerdo, es posible que la ganadora participe en algunas comisiones y tal vez suba a tribuna alguna vez, lo que en cualquier caso solo servirá para ilustrar la portada de su Facebook o los estorbosos anuncios espectaculares con los que saturarán las calles cuando presenten su primer informe. Por lo que a ti respecta Najla,  sería imposible que siquiera considere darte un voto, pues te postula un partido que es un escupitajo en la cara de la ciudadanía. El Verde es la mayor estafa que ha parido nuestro prostituido sistema electoral.

Por lo que a ti respecta María Luisa,  podría haber llegado a considerar darte un voto, pero no quiero hacerle el juego a tu padrino que me inspira una profunda desconfianza. El PES se descarta pues me veo en el espejo de Brasil y en lo que ocurre si le damos poder a la secta evangélica. Llegué a contemplar a Patricia Ramírez de Morena, pero el fiel reflejo de mis sentimientos será declararme ciudadano harto.