Carrera 1-2-3 por la Inclusión en Tijuana reúne a 700 corredores

Participantes de todas habilidades y capacidades se unen en la segunda edición de la carrera 1-2-3 por la Inclusión en Tijuana, celebrando la diversidad en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Con la participación entusiasta de 700 corredores, se llevó a cabo la segunda edición de la carrera «1-2-3 por la Inclusión». Este evento, organizado de manera conjunta por el Sistema DIF Tijuana y el Instituto Municipal del Deporte (IMDET), se destacó como un punto culminante en el calendario deportivo del Ayuntamiento de Tijuana.

La carrera, que se realizó en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, atrajo tanto a participantes con discapacidad como a corredores convencionales. El director del IMDET, Cecilio Humberto Hernández González, expresó su satisfacción por la verdadera inclusión demostrada en el evento, destacando la diversidad de los corredores.

Acompañado por la presidenta del patronato SDIF Alma Delia Caballero, el regidor Óscar Montes de Oca y la directora de SDIF Paloma Isabel Gongora Figueroa, Hernández González también participó activamente en el recorrido, que tuvo como punto de partida y meta la Glorieta Abraham Lincoln. Previamente, los participantes realizaron rutinas de activación física para prepararse para la carrera.

La carrera ofreció rutas de uno y dos kilómetros, adaptadas para personas con diferentes habilidades y discapacidades, como motriz, intelectual, ciegos y débiles visuales. La diversidad de participantes reflejó el espíritu inclusivo del evento.

Al concluir la carrera, sin importar la distancia recorrida, todos los participantes fueron honrados con medallas conmemorativas del evento pedestre. Esta iniciativa promovió la idea de que cada individuo, independientemente de sus capacidades físicas, puede correr, caminar, trotar o rodar para completar las rutas, destacando así la importancia de la inclusión en el ámbito deportivo y social.

La exitosa celebración de la segunda edición de «1-2-3 por la Inclusión» dejó una huella positiva en la comunidad, fomentando valores de diversidad, resiliencia y participación activa.