Cantinflas

Por El Recomendador

Cantinflas

El personaje real es capaz de crear, al evocarlo, una de las  nostalgias más fuertes que podemos tener los mexicanos. En efecto, recordamos todos con mucho afecto lo que nos ha hecho felices porque nos hemos reído mucho con ello. Lo que nos trae el recuerdo de momentos alegres queremos siempre volver a repetirlo.

Esta es la causa principal, aunque no la única, del éxito de esta película dirigida por Sebastián del Amo. El guion es de Edui Tijerina. Dura 90 minutos y su reparto incluye al catalán Óscar Jaenada, a Michael Imperioli, Ilse Salas, Bárbara Mori, Ana Layevska, Adal Ramones. La música es de Alekz Syntek y fue filmada este año.

Parece que ya hay un conflicto respecto a si el guión ha sido objeto de plagio o no.

La historia podría haber profundizado un poco más en la persona de Mario Moreno, pero el relato de la película es enteramente suficiente para interesarnos.

Se basa en la leyenda, muy poco creíble, de que fue Charles Chaplin quien redondeó el papel con el que Cantinflas se desempeñó (Paspartú) en La Vuelta al Mundo en 80 días, película con la que nuestro actor cómico ganó el globo de Oro.

Lo que se relata de su historia se apega bastante bien a lo que se sabe de la biografía auténtica del personaje y la actuación del actor catalán parece bien lograda.

La dirección de la película se queda en un relato simple de una parte del transcurso de la vida de Cantinflas que va desde las carpas hasta su premiación internacional.

Sería de desear mayor profundidad en el trazo de los personajes que contara con una mayor profundidad psicológica.

El México que presenta es el de una dictadura mentirosa y cruel en la que la verdad de lo que sucede en política sólo puede presentarse en las carpas como una farsa para que se desahogue la gente.

Lo curioso es que Televisa siempre estuvo de acuerdo con esa dictadura y lo refleja cuando el problema sindical que se presenta fue arreglada como un empate entre contrarios por el mismo presidente de la República, árbitro único y supremo.

Es curioso cómo ahora, hasta los que fueron cómplices de un régimen corrupto quieren desembarazarse de su culpa haciendo pronunciamientos de ser hoy totalmente demócratas y respetuosos de los derechos humanos.

Sin duda las escenas escogidas de Cantinflas figuran entre las mejores que filmó. Particularmente me refiero a Ahí está el Detalle, una comedia que parece insuperable en el cine mexicano, en que hasta las sobre-actuaciones resultan acertadas para proyectar la comicidad de Cantinflas y las mentiras que se vivían y contaban en la época de los Jurados Populares, ya para la época en que transcurre la película suprimidos.

Antes la mentalidad positivista creía a pie juntillas en el exacto el perfil lombrosiano del delincuente. Esto ocurrió en la segunda década del siglo.

Un rasgo feliz es la descripción del amor de Cantinflas por su esposa. Otro el conflicto entre Mario Moreno y Cantinflas, pues nadie puede pretender ser todo el tiempo el personaje que actúa con tanto éxito y contraponerlo a su propia persona.

 

licjpa97@prodigy.net.mx