Candidatos presidenciales, obligados a llevar en agenda a mexicanos deportados

Con elecciones en 2024, se espera que aborden de manera integral el complejo tema migratorio y ofrezcan soluciones para la comunidad que enfrenta retos en ambos lados de la frontera. Fotografía: Manuel Ayala

Por Manuel Ayala

Tijuana.- En estos momentos en los que se están definiendo y perfilando las y los candidatos para contender en las elecciones para la presidencia de México, el activista José María García Lara, director del albergue Juventud 2000, señaló que la migración deberá ser un tema prioritario en la agenda de estos personajes, sobre todo el que atañe a los mexicanos deportados que han quedado en el olvido.

En entrevista, refirió que este 2023 “ha sido un año extraordinario, que no habíamos visto antes con tanto flujo migratorio”, por lo que le pereció que era “una realidad que vemos en Baja California, donde se concentran en zonas departamentales y hoteles con comunidad de todas partes del mundo, todos esperando internarse de forma regular a Estados Unidos”.

El activista resaltó que para el 2024 tanto en México como en Estados Unidos habrá elecciones presidenciales, lo cual representa un gran reto para los candidatos presidenciales, quienes deberán tocar el tema migratorio para darle solución a esta situación tan compleja.

“Porque a México le pega más fuerte con tanta comunidad que está llegando al país, y no solamente con los que vienen de otros países, que es lo más visible y de lo que se tiene más datos, sino porque también se debe hablar de nuestra comunidad de mexicanos que está recibiendo Estados Unidos y que muchas veces son deportados a las zonas fronterizas”, refirió.

Agregó que por desgracia “es un tema que no se toca mucho; quedaron invisibilizados nuestros deportados nacionales, que cuando están allá son considerados héroes nacionales por la cantidad de remesas que envían”.

Ante tales circunstancias, García Lara refirió que es una tarea que se le deja y se le exige a los candidatos, no solamente para los que se están eligiendo para la presidencia del país, sino también para los que están en Estados Unidos.

“Les vamos a dejar esa tarea para ver de qué manera también pueden ayudar a nuestra comunidad que reside en el otro lado, para ver de qué modo pueden obtener su residencia y los que están entrando tengan sus permisos de trabajo. Ojalá se tome en cuenta y que se incluyan en las propuestas y su agenda”, apuntó.