Camino al desempleo

Por Juan José Alonso Llera

“No vivas dando explicaciones: tus amigos no las necesitan, tus enemigos no las creen y los estúpidos no las entienden”

Este 2 de junio habrá que ir a votar, por el que quieras, pero vota. Al estar en juego la alcaldía de Tijuana, la 4ta ciudad más importante del país, me di a la tarea de entrevistar para mi programa (Emprendedores en Acción) y para mi “Facebook” a los principales actores políticos, para que tú, mi lector querido, los conocieras de verdad.

Debo reconocer que fue un ejercicio muy entretenido, crítico y muy revelador para mí y para muchos fans y uno que otro “hater”. Fueron entrevistas duras, cordiales, amenas e incisivas (ninguna a modo del protagonista en turno). Me faltaron dos en mi calendario: Leyzaola, que tenía la agenda complicada, y el “Patas” (que le hace honor a su apelativo); la diferencia estriba en que el primero dio la cara y se disculpó de frente, pero el azul en un acto de cobardía fue administrando mi petición formal, hasta que asumí que no, él no tenía las tablas, ni el valor o el tiempo para la realización de un diálogo que no fuera a modo o planchada por su experto en comunicación, que dicho sea de paso está usando sus vacaciones para manejarle los medios, acto perfectamente legal, pero de dudoso conflicto moral (¡que emoción!, coordinarle la campaña en tus días de descanso al tercer lugar de la contienda, si ves las encuestas buenas, no las amañadas o pagadas en primera plana, antes hubieras criticado este hecho, hoy la chamba es chamba). Qué pena que el buen Moi que es listo, preparado y “buen amigo”, actúe igual que su jefe.

Ese slogan popular: #Confíen, para mí es un fraude, yo no voy a confiar en un candidato que me prometió la entrevista desde la campaña pasada y nunca tuvo el valor de sentarse a platicar conmigo. A diferencia de Julián o Arturo (que sí están en la pelea) la pregunta que hace Juan Manuel es: Yo ya goberné ¿Quieren los tijuanenses que repita? Y la respuesta está siendo un rotundo NO, preferimos a Morena o al PRD. La realidad es que solo en su mundo ha hecho las cosas bien. 99% transparencia en el gobierno, pero 3% en el DIF, antes, “no voy a entrarle al crimen”, hoy un compromiso frontal. Aquí debo reconocer el trabajo de Marco Sotomayor, que para los recursos que tiene, ha dado muy buenos resultados, a pesar de los berrinches públicos de su jefe. En fin, un gobierno mediocre, lleno de verdades a medias y de un equipo adulador, que pronto estará en las filas del desempleo. Y como decía el papá de Colosio cuando fue presidente municipal: “Yo quiero que cuando termine mi mandato, pueda caminar por las calles de mi ciudad, con más amigos de los que tenía cuando empecé el gobierno”. ¿Ustedes creen que este alcalde lo logre? Creo que es un buen indicador del trabajo realizado en la función pública. El 3 de junio cuando una regidora amiga mía lo vaya a despedir, se quede sin guaruras, sin privilegios, sin chamba y buscando una notaría, que espero que no llegue nunca, por el bien de Tijuana, ahí estaremos para corroborar todas las observaciones que hice durante su mandato.

Les reitero vayan a votar, aunque sea por el azul, y a los desempleados, espero verlos caminar con más amigos que antes, ya que durante el mandato nunca aguantaron la crítica, hubiera querido estar orgulloso de mi alcalde y hoy solo siento una pena profunda por el atraso en el que dejan él y su compadre a mi ciudad y a mi estado tan querido.

PD. Diría el Escorpión Dorado: “Yo no insulto, describo”, Y no quiero que mi ciudad siga oliendo a patas.