Caminar 30 minutos disminuye riesgo de muerte

 

Tijuana.- Si usted camina a paso rápido y constante por lo menos 30 minutos diarios durante cinco o seis días a la semana, puede disminuir hasta 25 por ciento la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares, como infarto al miocardio o angina de pecho, recordó el  doctor Armando Díaz Lerma, coordinador auxiliar de gestión médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora.

Agregó que la caminata quema alrededor de mil calorías a la semana; además luego de practicarla durante seis u ocho semanas se reducen los niveles de colesterol, glucosa y estrés.

La caminata, insistió, es el ejercicio más accesible porque no representa inversión económica alguna, tampoco requiere de grandes esfuerzos físicos y se puede practicar en todas partes; basta caminar en un terreno plano en forma continua durante media hora o más, para lograr diversos beneficios.

Precisó que si lo que se desea es bajar de peso, entonces se debe caminar entre 45 y 60 minutos, para que el organismo queme grasa después de los primeros 30 minutos de haber comenzado a paso constante.

Destacó que está demostrado científicamente que las personas que caminan dos mil pasos al día, comparadas a las que caminan 200, no solamente viven más, sino que tienen mayor calidad de vida y se enferman menos.

Por ello, dijo “la caminata” es el ejercicio ideal para personas con problemas del corazón, con obesidad, diabetes, dislipidemias –alto contenido de grasa en sangre-, hipertensión arterial, insuficiencia arterial e incluso para otros problemas como la osteoporosis; además de que el ejercicio mejora el estado de ánimo y ayuda a disminuir el estrés.

Agregó que con sólo caminar en forma regular seis días a la semana durante 30 minutos, por un período de seis a ocho meses se reducen hasta en 50 por ciento los riesgos de padecer diabetes. No obstante, recordó que la caminata se debe practicar en tres fases básicas: calentamiento, período de ejercicio y relajación.

Explicó el doctor Díaz Lerma que se debe comenzar a caminar de forma pausada y agradable, progresando hasta hacerlo a paso rápido, cumpliendo una distancia en un tiempo definido y al final realizar ejercicios de estiramiento y relajación.

Indicó que si caminar en exteriores resulta complicado por razones inadecuadas de terreno, tiempo o contaminación del aire, se puede realizar este ejercicio en una caminadora, siempre y cuando se haga por más de media hora y cinco o más días a la semana.