Caliente hace realidad el sueño se mamá

TIJUANA.- Fue entregada la casa que en mayo pasado, Caliente, empresa presidida por Jorge Hank Rhon, sorteó en su tradicional festejo de día de madres el cual desde hace más de 26 años.

La sorpresa este año fue mayúscula, porque en conjunto con Homex, se rifó una casa de una sola planta, ubicada en el fraccionamiento Palma Real, cuenta con una recámara, baño completo, sala y comedor con valor de de 286 mil pesos.

La afortunada ganadora de este gran premio fue Raquel Ayala Anaya, ama de casa, madres de tres hijos de 7 y 8 años así como una pequeña de 11 meses de edad, originaria de Guadalajara, pero residente de nuestra ciudad desde hace más de 16 años.

La señora Ayala, comentó que se enteró del evento a través de su esposo, quien vio la publicidad en una calcomanía pegada en la parte trasera de una calafia, y decidieron asistir por primera vez junto a su familia a celebrar.

Ya casi para terminar el evento, decidieron irse, pero sintieron curiosidad de saber el nombre de la ganadora de la casa, y decidieron esperarse un poco más, sin imaginarse que su vida cambiaría radicalmente. 

Hoy meses después de tan feliz suceso, la ganadora todavía continua emocionada por tener una casa propia, porque actualmente se encuentra rentando. 

El sueño de Raquel culminó  con la entrega oficial de su casa por parte de Miguel Ángel Badiola, director de relaciones públicas de Caliente y por parte de Homex asistió Javier Carillo, director regional.

En representación de Caliente, Badiola Montaño, externó el beneplácito por haber hecho realidad el sueño de tener una casa propia, a una familia trabajadora y de escasos recursos; un esfuerzo compartido con grandes empresas de la región, encabezadas por Homex. 

Por otra parte el Instituto municipal de la Mujer, se unió a esta noble causa regalando una sala y comedor para iniciar con el pie derecho esta nueva etapa de la familia Ayala.

Asimismo Comex puso su granito de arena obsequiando un paquete completo de pintura y decoración.

“Me siento muy feliz, no me lo esperaba, no tengo palabras para agradecer a todos su generosidad; dijo la madre de tres niños”, momentos después de la firma de escrituras y la entrega de las llaves de la casa.