Caída de sueldos en BC

La inflación merma las ganancias de los trabajadores

Tijuana.- Lo que sucede en Baja California (y en México) es un fenómeno de precarización del empleo y eso es una de las causas por las cuales la pobreza ha aumentado, consideró el economista, profesor y catedrático de El Colegio de la Frontera Norte (Colef), Alejandro Díaz Bautista.

El salario real se ha mantenido estático en términos reales y a la baja, lo que ocasiona una pérdida de poder adquisitivo del salario real, causa fundamental de la pobreza y empleos con muy bajos salarios, afirmó el también investigador nacional del Conacyt.

En los últimos 30 años, los salarios mínimos han caído hasta un 60 por ciento, de acuerdo a un estudio reciente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Ganar uno o dos salarios mínimos en Baja California y en todo México equivale a estar dentro de la pobreza».

Para el doctor Díaz Bautista, la política de aumentar el salario mínimo por debajo de la inflación ha reducido el poder de compra y ha generado más pobres en los últimos años.

El escenario para la economía de Baja California no es alentador, subrayó, ya que mientras el incremento en el salario mínimo es insuficiente en términos reales, se tiene el aumento de los precios de los servicios o incluso la canasta básica, agregado al factor desempleo, y lo mal pagado de los empleos que se están generando en la entidad.

“La situación actual salarial en Baja California y en todo México es insostenible. Resulta incomprensible para los expertos de la economía fuera de nuestro país. El monto del salario mínimo está fuera de mercado y es una flagrante violación a la constitución y a los derechos de las personas. No hay argumentos para mantenerlo como está”.

La OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos) recomienda que se ubique al menos en el 60 por ciento de la mediana de los salarios. En México se ubica en poco más de la tercera parte (37 por ciento).

“El margen para el incremento salarial es amplio para Baja California y para todo México”.

El ganar uno o dos salarios mínimos en Baja California y México equivale a estar dentro de la pobreza, precisó.

Por hogar se requieren casi cinco salarios mínimos para erradicar la pobreza, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Se estima que una familia de cuatro personas se encuentra actualmente en situación de pobreza por ingresos si mensualmente este es inferior a 11 mil 290.80 pesos, detalló Díaz Bautista.

“Es inaceptable que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) vuelva a violar la constitución en su decisión del salario mínimo para 2017. La Comisión Nacional de Derechos Humanos ha puesto el dedo en este tema”, señaló.

“La fijación del salario mínimo debe considerar el marco constitucional. Las autoridades están violando múltiples disposiciones y resoluciones de Tratados y Convenios Internacionales de Derechos Humanos al fijar el salario mínimo. Esto no puede continuar”.

El salario mínimo, consideró, debe aumentar a finales de este 2017, por lo menos llegar a los 100 pesos al día.

“Es urgente”, indicó, “que aumente el salario en BC y en todo México a finales de 2017 y durante 2018”.