Caen dos por homicidio de policía municipal

TIJUANA.- La Subprocuraduría de Investigaciones Especiales a través de la Unidad Estatal Contra Homicidios Dolosos, consignó ante el Juez Penal a dos hombres por ser probables responsables del homicidio calificado cometido en agravio del oficial de la Policía Municipal, Víctor Manuel Inzunza Luna, y por el homicidio en grado de tentativa en contra de una oficial del la misma corporación.

Los indiciados responden a los nombre de Jorge Javier Castro Aguayo, alias ‘’El Percherón’’ de 29 años de edad, originario de Tala, Jalisco, y su hermano César Josué Castro Aguayo de 23 años, nacido en Guadalajara, Jalisco.

El homicidio se cometió el 27 de noviembre de 2015, en la vía pública en la calle Javier Mina frente al número 21718 de la Colonia Mariano Matamoros Centro, delegación la Presa de esta Ciudad.

De las investigaciones realizadas por los agentes de la Policía Ministerial del Estado y de las actuaciones del Ministerio Público se pudo acreditar la probable responsabilidad de los ahora indiciados, y lograr su consignación ante el Juez de Primera Instancia de lo Penal, toda vez que al ser asegurados por agentes Municipales y Estatales fueron puestos a disposición la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales, donde ambos al rendir declaración narraron con lujo de detalle la manera de cómo privaron de la vida a uno de los oficiales y lesionaron con un arma de alto poder a la oficial.

Jorge Javier de manera dolosa y premeditada, privó de la vida al de nombre Víctor Manuel Inzunza Luna; por su parte, César Josué intentó privar de la vida a la oficial Janeth Cocolan Almeda -ambos ofendidos adscritos a la Secretaria de Seguridad Pública Municipal de Tijuana- siendo que en la fecha 27 de noviembre aproximadamente a las 20:30 horas, los hoy consignados circulaban a bordo de un vehículo tipo sedan de la marca BMW, línea 5281, modelo 1999, color negro, con placas del estado de California.

Al circular sobre la calle Javier Mina de la colonia Mariano Matamoros Centro, exactamente frente a la casa habitación marcada con el número 21718, fueron interceptados por la unidad 0676 de la Policía Municipal, tripulada por los oficiales Víctor Manuel Inzunza y Janeth Cocolan, adscritos al Distrito La Presa, quienes encendieron las torretas de la unidad y a través del altavoz les ordenaron que se orillaran.

Por tal motivo el conductor César Josué, detuvo la marcha al momento que la pareja de agentes descendieron de la patrulla y abordaron a los tripulantes del automóvil, por lo que el oficial Inzunza Luna se acercó por el lado del conductor y la oficial Cocolan por el lado del copiloto, donde se encontraba Jorge Javier sentado en el asiento.

El oficial le pidió una identificación a César Josué, quien le hizo entrega de la licencia de conducir, entonces el oficial Inzunza Luna se regresó hacia la patrulla, revisó la licencia y volvió con el conductor para preguntarle su traía armas o droga, contestándole éste que no, pero observó un arma larga entre los  asientos  por lo que el oficial desenfundó su arma de cargo, marca Pietro Beretta, y les ordenó a los dos tripulantes que desciendan de la unidad, por lo que Jorge Javier se bajó del carro y se dirigió a Inzunza al cual trató de arrebatarle su arma de cargo.

Pero como no la soltaba, el agresor sacó un arma de fuego, calibre .40 que tenía fajada en su cintura y le disparó al policía, para luego acercarse a él y con la misma arma del oficial le dispara nuevamente, luego corre al vehículo llevándose el arma del agente Inzunza Luna. A la par de esto César Josué Castro  con el arma tipo fusil calibre 7.62 x39, conocido como cuerno de chivo, le dispara a la oficial Cocolan Ameda, a quien impacta en el abdomen, cuando la mujer cae, el agresor se acerca a ella y le arrebata el radio transmisor tipo Matra que la oficial portaba, y con el cual trataba de pedir ayuda.

Luego de los hechos  los agresores abordaron el vehículo BMW y se retiraron a gran velocidad, pero apenas habían avanzado, cuando fueron interceptados por otras unidades, tanto de la Policía Municipal como de la Estatal Preventiva, razón por la cual imprimieron mayor velocidad al automóvil, tratando de darse a la fuga, iniciándose de esta manera una persecución, donde al final fueron  asegurados por los oficiales.

Al momento de revisar el vehículo que tripulaban encuentran en el interior el arma de fuego calibre 9 milímetros del oficial Inzunza, el radio Matra que portaba la oficial Cocolan Almeda, así como las dos armas propiedad de César Josué, siendo una pistola calibre .40, marca y un fusil calibre 7.62 x 39 milímetros, así como varios cargadores y municiones calibre 7.62 x 39 y .40 milímetros, motivo por el cual fueron detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público.

 

Por lo anteriormente expuesto esta Representación Social en fecha 29 de Noviembre 2015, ejercitó acción penal en contra de los hermanos Jorge Javier y César Josué Castro Aguayo por los delitos de homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa, ambos fueron internados en la Penitenciaría del Estado a disposición del Juez de Primera Instancia de lo penal en Turno.