Cae pareja por trata de personas

TIJUANA.- La Subprocuraduría Contra Delincuencia Organizada, a través de la Unidad de Trata de Personas en apoyo a la Unidad Orgánica de Delitos Sexuales, detuvo a un hombre y a una mujer por los delitos de trata de personas con fines de explotación laboral, omisión de cuidado, violencia familiar, lesiones contra menores, violación equiparada y abuso sexual a menores de 14 años.

 Los consignados responden a los nombres de Jorge Hernández Martínez de 42 años de edad, quien es padrastro de las víctimas y Martina Ferrer Martínez, de 41 años,  quien es madre de las cuatro ofendidas.

 Como parte de la investigación y derivado de las declaraciones ministeriales de las víctimas, el pasado 9 de marzo del presente año dos de las tres menores, una de 12 y la otra de 15 años manifestaron que desde hace un año su madre y su padrastro las habían dejado viviendo solas en los ‘’Abarrotes Estrella’’ ubicados en el Ejido Maclovio Rojas.

 Las víctimas mencionaron a los agentes que Jorge Hernández las obligaba a trabajar en dichos abarrotes 15 horas diarias, los siete días de la semana sin goce de sueldo, además de vivir en un cuarto de madera a un costado de los abarrotes.

 Jorge Hernández acudía a llevarles sopa cada semana, siendo ésta la única comida que consumían, ya que no les permitía salir del negocio ni consumir la mercancía que ahí vendían. Cabe mencionar que las víctimas sufrían de agresiones físicas y verbales en caso de que no realizaran las ventas suficientes.

 Las menores manifestaron que tenían más de un mes sin ver a su madre quien también trabajaba en otro comercio denominado ‘’Abarrotes Ana’,’ ubicado en Otay.

Martina Ferrer aceptó vivir en una pequeña bodega en compañía de otra de sus menores hijas de 17 años de edad, misma que al igual que sus hermanas era explotada laboralmente.

 Continuando con las investigaciones, lo agentes ministeriales pudieron dar con la hermana mayor de las ofendidas de 19 años de edad, quien desde hace dos años vivía con Jorge Hernández en un domicilio ubicado en la Colonia El Refugio, a un costado de un negocio denominado ‘’Mi tiendita David’’.

 La víctima de 19 años mencionó que era explotada laboralmente por Jorge Hernández y que además de ser agredida física y verbalmente, su padrastro la obligaba a sostener relaciones sexuales desde que tenía 13 años.

 Cabe mencionar que la joven, desde hace dos años, en contra de su voluntad vivía como pareja de su padrastro sin poder hablar, ni salir con nadie.

 Por los hechos antes mencionados Jorge Hernández Martínez y Martina Ferrer Martínez fueron consignados y puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia Penal en Turno para que respondan por los delitos que se les imputan.