Cada cabeza es un mundo: ¿Qué es un efluvio?

En esta ocasión explicaremos brevemente el significado de efluvio, sus características y sus diferentes presentaciones. 

Efluvio tiene por significado flujo de salida o recambio, es por esta razón que algunas condiciones de pérdida de cabello llevan este nombre. Los efluvios pueden afectar al cabello en sus diferentes fases de ciclo de crecimiento normal, es decir durante su periodo de crecimiento o en su etapa de reposo.

Los folículos pilosos en el cuero cabelludo no producen continuamente cabello, sino que presentan un ciclo entre su etapa de crecimiento, que puede durar dos años o más, y luego regresan a su etapa de reposo, de hasta dos meses, antes de empezar el crecimiento de una nueva fibra de cabello.

Normalmente en cualquier momento en nuestro cuero cabelludo sano podemos encontrar entre un 80 a 90% de folículos pilosos en etapa de crecimiento y el otro 10 a 20% en un estado de reposo, cuando se pierde este equilibrio entre el crecimiento y mantenimiento de nuestro cabello es cuando podemos determinar la presencia de un efluvio.

El efluvio telógeno o fase de mantenimiento de la fibra del cabello es probablemente la segunda forma más común de pérdida de cabello vista por los especialistas en este tema. En esencia, sucede cuando hay un cambio en el número de folículos pilosos de cabello en crecimiento; el efluvio telógeno aparece como un leve adelgazamiento del cabello que puede ser localizado en cierta área o de manera difusa.

La pérdida de cabello por efluvio telógeno es, en la mayoría de los casos, reversible independientemente de la forma o la causa de origen, puesto que solo existen más folículos en un estado de reposo del que normalmente debería haber. Podemos encasillar el desarrollo de este tipo de efluvio en tres formas básicas, la primera puede suceder posterior a un evento ambiental que perturbe tanto el crecimiento de los folículos de cabello que entran en un estado de reposo por un tiempo. Esto se traduce en un aumento de la caída del cabello y un adelgazamiento del mismo.

La segunda forma de efluvio telógeno se desarrolla más lenta y persiste por más tiempo. En esta forma de efluvio es más probable que ocurra en respuesta a un factor desencadenante persistente, pudiendo no ser tan notable la caída de cabello pero presentara un lento adelgazamiento del mismo.

En un tercer tipo de efluvio telógeno, los folículos del pelo no se quedan en un estado de reposo, sino más bien quedan en ciclos de crecimiento truncados. Cuando esto sucede, el individuo experimenta cabello fino y persistente caída de cabello.

Los factores desencadenantes pueden ser muchos y muy variados, razón por la que es de suma importancia dirigirse con los expertos en el tema para una valoración y una evaluación más detallada, logrando de esta manejara ajustar el tratamiento más conveniente para tu caso en particular.