Cada cabeza es un mundo: Plasma rico en plaquetas vs alopecia

El tema que trataremos el día de hoy es sobre la utilización de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) en tratamientos para combatir la alopecia, independientemente de las causas de origen de la misma.

Muy seguramente habremos escuchado sobre la implementación de PRP en diferentes áreas de la medicina, tanto en ramas quirúrgicas, regenerativas y dermoestéticas; en esta ocasión nos enfocaremos en la utilización del plasma rico en plaquetas en procedimientos dermoestéticos y en específico en regeneración del folículo piloso y la bioestimulación capilar. Para poder ahondar en este tema es necesario responder los siguientes cuestionamientos que nos pueden estar surgiendo en este momento: ¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas? ¿De dónde lo obtenemos? ¿Qué contiene? y ¿Cómo funciona?  

El Plasma Rico en Plaquetas es un derivado sanguíneo concentrado obtenido por la centrifugación de una muestra de sangre total, siendo característica su alta concentración de plaquetas (4 a 6 veces sus valores normales circulantes); las plaquetas contienen una gran cantidad de factores de crecimiento, capacidad de formar nuevas proteínas, actividad microbicida así como factores inmunológicos que controlan la inflamación; dichas características favorecen el crecimiento de nuevas células, promoviendo la cicatrización y  la reparación de tejidos.

La aplicación de este novedoso procedimiento no solo detiene la caída de cabello sino que también mejora su calidad, densidad y activa la irrigación sanguínea, lo que contribuye a una restauración de los folículos pilosos. Este procedimiento es mínimamente invasivo basado en una aplicación directamente en cuero cabelludo a manera de mesoterapia (pequeñas inyecciones intradérmicas) como complemento de un tratamiento personalizado al cien por ciento con fórmulas magistrales, shampoos dermatológicos, mesoterapias con vitaminas y minerales así como complementos alimenticios y medicamentos orales.

Los resultados finales en cuanto al tiempo de respuesta, dependen del metabolismo y el grado de severidad de la alopecia que presenta cada individuo, pero siempre dentro de parámetros esperados; los primeros cambios que pueden ser percibidos son la limitación de la caída del cabello, mejora la irrigación sanguínea en cuero cabelludo asegurándonos de que los folículos recibirán tanto el oxígeno como los nutrientes necesarios para su sano crecimiento, mejora la calidad y densidad del cabello y por último se estimula el folículo piloso para que genere nuevo cabello. Mientras se siga un adecuado apego a las indicaciones médicas proporcionadas el tratamiento nos dará una respuesta satisfactoria en un corto plazo.