Buscan radiación en Houston

Houston, Texas.- Cuando se trata de blindar un evento, en este caso las festividades previas al Super Bowl así como en el día de partido, los organizadores no dudan en echar mano de todos los recursos posibles para evitar alguna sorpresa.

 

Además que blindaron el NRG Stadium, sede del Superbowl LI, desde hace una semana al grado que nadie entra al inmueble sin una acreditación y minuciosa inspección, en las calles circula efectivos de la policía de Houston, así como de civil y otras agencias con dispositivos para detectar radiación.

“El aparato que traemos colocado en el pecho es para medir si alguien trae algún elemento radiactivo, aunque también somos conscientes que si alguien viene de una sesión de radioterapia es obvio que va a botar el medidor”, dijo un policía de Houston a condición de mantener el anonimato, además de no tomarle fotos.

 

Debido al grado de exposición que tiene el juego y su cobertura, más de cinco mil credenciales se emitieron para acreditar el trabajo a periodistas, las sedes del Superbowl se perfilan como objetivos potenciales a ser blancos de ataque.

Se estima que las medidas de seguridad se reforzarán para el día del partido pues la posibilidad es muy alta que George H. Bush, expresidente de los Estados Unidos, y su esposa, Barbara, estén para la ceremonia de lanzamiento de volado.