Buscan oportunidades para jóvenes con Asperger

Aldo con sus papás, Elba Rocío Rivera Luna y Luis Armando Curiel Ortega. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por Moisés Márquez

“Lo que buscamos es que no los tengan de adorno, que sepan que los muchachos se van a enfrentar a la vida laboral real y que solo con su esfuerzo podrán salir adelante»: Elba Rocío Rivera Luna, Directora de la Fundación.

“Mientras en la sociedad en la que vivimos exista la discriminación, estos jóvenes no van a tener la oportunidad de poderse desarrollar, hay una sociedad que no reconoce, que no sabe las bondades de alguien con Asperger, por ello la principal labor de la fundación es concientizar”: Luis Armando Curiel Ortega.

Tijuana.- Aldo es un joven de 28 años con Síndrome de Asperger, trastorno neurobiológico que no le ha impedido desarrollarse como Licenciado en Arte Culinario y escritor.

Lejos de ser una limitación, las personas que se encuentran en esta situación, son muy enfocados, honestos y responsables.

“Quien no quisiera tener un empleado que llega a sus horas, que no fuma, que no toma, que no usa redes sociales, que se enfoca en lo que el empleador le está pidiendo, por eso son productivos”, señala el arquitecto Luis Armando Curiel Ortega, padre de Aldo y presidente de la Fundación Acéptame Inclúyeme AC.

Elba Rocío Rivera Luna, Directora de la Fundación, y madre de Aldo, recuerda que a su hijo le detectaron el Síndrome de Asperger desde los 2 años de edad, en tiempos en que no había mucha información sobre el tema e incluso no había en la ciudad la especialidad médica para su diagnóstico y tratamiento, por lo que tuvieron que viajar a la capital del País.

Desde entonces se dieron a la tarea de convocar a tijuanenses que tuvieran hijos con este síndrome y se dieron cuenta que no estaban solos, y fue cuando nació la idea de crear la Fundación Acéptame Inclúyeme, nombre que tiene mucho significado, ya no basta con aceptar a las personas, sino tener la disposición de incluirlos en la vida laboral.

El objetivo de este organismo no gubernamental es la inclusión de los jóvenes con este trastorno a las actividades productivas y que sean tratados como cualesquiera otras personas.

La idea es hacer conciencia entre la comunidad y los posibles empleadores de que no se trata de una enfermedad, por lo que no se van a curar de ello.

Se les dice a las familias y empresarios que es una situación con la que hay que estar tratando, que se debe aprender a vivir con ello y superar las barreras, aprovechando las bondades y las capacidades de cada quien.

Aldo se encarga de su propio restaurante. Fotografía: José Alfredo Jiménez

En el caso de Aldo, actualmente se hace cargo de su propio restaurante El Olivo, ubicado en la calle Cerro de la Silla 50, en el fraccionamiento Monterrey, a un costado del bulevar Cuauhtémoc, donde es apoyado por la familia en la atención de los clientes.

Pero, además, es un apasionado de la cinematografía y la escritura. Actualmente ha logrado dos libros, uno de ellos ya editado y publicado y otro en proceso titulado Planeta Verde, el cual está en revisión por parte de la empresa MARVEL.

Aldo es un caso de éxito que ha inspirado a otras familias, ya que ha demostrado que el Síndrome de Asperger no es una limitación para desarrollarse profesionalmente.

Sin fines de lucro

La Fundación Acéptame Inclúyeme AC, que encabezan los papás de Aldo, no tiene fines de lucro, ni realizan campañas de recaudación de fondos.

Su principal tarea es gestionar un trabajo digno para los jóvenes con este padecimiento y crear alianzas con instituciones y organismos que deseen apoyar, para que tengan todas las prestaciones y reconocimiento laboral.

Actualmente la Fundación apoya a jóvenes que tienen entre los 16 y los 25 años y son profesionistas.

No se ofrece tratamiento, se les pide a las personas que traigan un diagnóstico y un perfil laboral, para ayudarles a encontrar un trabajo o proponerles un autoempleo.

Se tiene un convenio con el Hospital de Salud Mental de Tijuana, en donde se hace un estudio socioeconómico y en caso de que los solicitantes no tengan los recursos suficientes, la Fundación gestionó una bolsa de recursos públicos a través de Fondos Tijuana del pasado Ayuntamiento, para la elaboración de diagnósticos y perfiles laborales.

A las familias que tengan a alguien con este síndrome se les recomienda que no tengan miedo y se acerquen con la Fundación o al Hospital de Salud Mental.

“Los recursos que se manejan son muy transparentes y los gastos operativos los cubrimos nosotros como miembros. Nos interesa mucho la credibilidad y no generamos recursos que no vayan directamente a los jóvenes que los necesitan”, manifiesta el arquitecto Curiel Ortega.

El gran pendiente

Uno de los principales pendientes en este tema, es crear una legislación en el estado, como ya existe en otros países, que pueda establecer como obligación de las empresas la contratación de un porcentaje de personas con Síndrome de Asperger, por lo que han estado en pláticas con diputados.

Mientras tanto ya hay una gran disposición de empresas como Grupo Plasencia, Arsa publicidad, la Asociación de Industriales de La Mesa de Otay y Plaza del Zapato, pero lo importante es contar con un perfil laboral para la adecuada recomendación de alguna persona con este síndrome.

Para más información: 664 533 80 82

Facebook: Fundación Acéptame Incluyéndome

Asperger

  • El síndrome de Asperger es un diagnóstico relativamente nuevo en el campo del autismo.
  • El término fue utilizado por primera vez por Lorna Wing en 1981, en una revista de psiquiatría y psicología y fue en reconocimiento al trabajo previo de Hans Asperger, psiquiatra y pediatra austríaco que ya había descrito el síndrome en 1943.
  • El reconocimiento internacional del síndrome de Asperger como una entidad clínica se dio en la década de 1990.
  • El año 2006 se declaró el Año Internacional del Síndrome de Asperger, por cumplirse en ese año el centenario del nacimiento de Hans Asperger y el vigésimo quinto aniversario del momento en que la psiquiatra Lorna Wing dio a conocer internacionalmente el trastorno. A partir del año 2007, el 18 de febrero se conmemora el Día Internacional Asperger, en recuerdo del nacimiento del autor.