Buscan mejorar salud ambiental infantil en la frontera

Tijuana, B.C., 30 de enero de 2016.- Con el fin de analizar los riesgos que presenta el medio ambiente para la salud infantil, principalmente en las regiones de California-Baja California y Arizona-Sonora, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), en colaboración con la Agencia para el Control de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades, la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF), entre otros organismo, realizaron el simposio “Protegiendo la Salud Ambiental de la Niñez en la Región fronteriza México-Estados Unidos”.

 

 

Durante el simposio que se desarrolló en San Diego con más de 200 participantes, Jared Blumenfeld, Administrador Regional de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, señaló que la frontera, región dinámica con más de 2 mil millas de largo y millones de habitantes, es una zona que presenta diversas problemáticas en torno a la calidad del aire, agua y suelo que hace que no todos los lugares en la franja fronteriza sean sanos para la vida.

 

Debido a lo anterior, explicó que la EPA y COCEF, en colaboración con las diversas dependencias y organismos, comenzarán los trabajos para buscar proteger sobre todo a la salud infantil en la frontera y propiciar un medio ambiente sano para su desenvolvimiento.

 

Los objetivos del simposio, comentó, además de analizar los riesgos ambientales para la salud de los niños en la frontera, fueron fortalecer las capacidades de los profesionistas del sector salud, los trabajadores de la salud pública, los profesionistas ambientales, etc., así como facilitar la construcción de redes y el intercambio de conocimientos para promover la colaboración entre las distintas disciplinas, todo con el fin de resolver las problemáticas de salud ambiental infantil.

 

Blumenfeld subrayó que durante el simposio se comentaron el programa Frontera 2020 y la iniciativa Frontera Saludable 2020 con la participación de diversas dependencias y actores de ambos lados de la frontera México-Estados Unidos con la finalidad de abordar retos en materia de salud pública y ambiental, así como diversas temáticas y programas de prevención y mitigación.

 

Por su parte, la Dra. Ruth Etzel, Directora de Protección de la Salud Infantil de la EPA, indicó que para crear un ambiente sano la dependencia tiene “una visión nacional y fronteriza para que todos los niños tengan el derecho de crecer, vivir y  jugar en un ambiente saludable y seguro.”

 

Aseguró que en la EPA ha desarrollado diversas iniciativas e investigaciones sobre la salud ambiental de la niñez, por lo que este simposio busca que los asistentes hagan suyo el conocimiento adquirido en estos días, con el fin de que lo apliquen de manera visible en la comunidad fronteriza; y agregó que tanto la ciudadanía, industria, gobierno y organismos no gubernamentales deberán trabajar juntos por un cambio.

 

Como parte del evento, la EPA también dio a conocer un folleto titulado Sensible Guide to Healthier School Renovations (Guía para la Remodelación de Escuelas) el cual presenta una descripción general de los principales riesgos para la salud que enfrentan las escuelas durante la realización de obras de remodelación y plantea las mejores prácticas de gestión para evitar la exposición a dichos riesgos y proteger la salud de los pequeños.

 

Durante el simposio se contó con la presencia de representantes del Departamento de Salud Pública de California, el Departamento de Servicios de Salud de Arizona, la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos, la Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte, la Coalición de Salud Ambiental, Sonora Environmental Research Institute (SERI),el Comité Cívico del Valle,  la Universidad Estatal de San Diego, y la Unidad Especializada en Salud Ambiental Pediátrica de los Estados del Occidente.