Buscan destinar recursos de hologramas de Banjército a seguridad para BC

Busca mejorar la seguridad al detectar chips electrónicos en automóviles importados, en línea con las iniciativas para destinar recursos de hologramas de Banjército a proyectos de seguridad en Baja California. Fotografía: CORAT

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (Caaarem) busca que los recursos recaudados por el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjército) a través del cobro de hologramas, sean invertidos en proyectos de seguridad para Baja California.

El vicepresidente de Caaarem, Adolfo Ayala Bejarano, señaló que han solicitado a los importadores que el monto recaudado por el cobro de hologramas, que asciende a 59 dólares por automóvil importado de Estados Unidos, sea destinado a proyectos para la región, específicamente en Tijuana.

Entre las iniciativas propuestas se encuentra la colocación de arcos lectores en la ciudad para detectar los chips electrónicos de los automóviles importados. Esta infraestructura facilitaría a las autoridades locales la localización de vehículos utilizados en actividades ilícitas o robados, proporcionando mayor seguridad y trazabilidad al padrón vehicular.

Ayala Bejarano enfatizó la importancia de dar un uso efectivo a los chips electrónicos, y sugirió que la instalación de arcos lectores podría contribuir significativamente a este fin.

Recientemente, representantes de Caaarem se reunieron con autoridades del Registro Público Vehicular (Repuve) para coordinar la entrega de hologramas en tiempo y forma. También se cuestionó la necesidad de cobros por parte de Banjército a los importadores, ya que el servicio es considerado gratuito ante el Repuve.

La discusión sobre la vinculación de las autoridades federales en el manejo de trámites y costos para regular el traslado de unidades continúa, con el objetivo de garantizar una gestión eficiente y transparente de estos procesos.

Se espera que estas gestiones resulten en beneficios concretos para la seguridad y el bienestar de la comunidad en Baja California.