De buenos inicios a resultados históricos

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Nada como un contundente triunfo en casa como para hacer a cualquiera creer que su equipo está para grandes cosas. Y es que es fácil perderse en el calor del estadio con alguna buena actuación del conjunto local, sobre todo tras el haberse concretado el primer triunfo convincente de la presente campaña. No solo dominaron a su rival por gran parte del encuentro, sino también recuperaron su olfato goleador los dos delanteros titulares del cuadro canino. Tanto Gustavo Bou como Martín Lucero cortaron su racha sin goles con un par de buenas anotaciones, los cuales le dieron al conjunto fronterizo el triunfo de 2-0, además de que tuvieron varias oportunidades para aumentar el marcador. Asimismo, la defensa también respondió al no permitir un solo gol en contra, logrando así extender la racha del equipo a más de 360 minutos sin recibir alguna anotación. Pero claro, todo esto se vuelve un poco menos impresionante para algunos al enterarse del rival que se enfrentó y su mediocre accionar en la cancha del estadio Caliente.

No se trata de demeritar al conjunto de Puebla, ya que viene de derrotar a Tigres en la primera jornada y al Cruz Azul en la Copa MX y juzgar a un equipo por su poca popularidad es un argumento con poca solidez, pero sin duda fue su peor versión la que se presentó en el campo de juego la semana pasada. El equipo poblano nunca se vio cómodo en la cancha y, fuera de un par de llegadas tibias al área canina, no pusieron en aprietos a Gibrán Lajud o a la defensa más sólida del torneo. Los tres puntos que sumaron tras el triunfo más reciente han sido los menos complicados de obtener para el cuadro fronterizo, que actualmente se ubica en la tercera posición de la tabla general con dos triunfos en casa y dos empates jugando de visitante, y probablemente esto sea por la combinación de un gran partido del local con un pésimo rendimiento del visitante. La casa de los Xoloitzcuintles empieza a pesar otra vez, y quizá eso es lo más positivo de este triunfo. Con todo respeto al conjunto camotero, pero la verdadera prueba para los dirigidos por Diego Cocca se viene este fin de semana ante el equipo de Santos en Torreón. Lograr el primer triunfo de visitante consolidaría aún más el trabajo del cuerpo técnico en base al funcionamiento del equipo, y se confirmaría la gran labor defensiva que han mostrado si logran frenar al actual líder de goleo, Djaniny Tavares.

Ahora bien, algo más destacado que el récord actual del equipo de Tijuana fue lo logrado por la selección mexicana femenil Sub-20 el pasado domingo. Y es que por primera vez en la historia se alzaron como campeonas del Pre Mundial del área de Concacaf, derrotando a la siempre favorita selección de los Estados Unidos y consolidando el gran esfuerzo y trabajo que se ha realizado con la reciente creación de la liga femenil en nuestro país. Este galardón no sólo les otorga el pase directo al mundial femenil de Francia 2018, sino también confirma que el nivel del futbol femenino en México está al alza. Las muchachas demostraron que hay talento en México, y de seguir así se podría lograr algo histórico.