Bloqueo a los fondos

Por Manuel Rodríguez Monárrez

En 2017 y por primera vez desde su creación el Fideicomiso Fondos Tijuana entrego cero créditos a los emprendedores tijuanenses, la inviabilidad operativa se debe básicamente a dos factores principales el abuso presupuestal que ejerce la tesorería sobre los dineros públicos y segundo la omisión política del secretario del ramo en defender su presupuesto. La lista de espera de micro y pequeños emprendedores es altísima y me consta que Jorge Fonseca, el administrador a cargo, ha hecho un esfuerzo por integrar correctamente los expedientes, pero lamentablemente los expedientes solo se siguen acumulando en su escritorio.

El caso es que en la primera sesión de la Comisión de Desarrollo Económico en diciembre de 2016 que me tocó presidir en el Centro Cultural Tijuana, los regidores integrantes de la Comisión aprobamos aumentar en 50% el ingreso de captación de los pases médicos que conforme a la Ley de Ingresos 2017 aprobada por Cabildo y Congreso del Estado de Baja California debió haber sido por el orden de los 40 millones de pesos, para octubre de 2017, tesorería ya había captado más de 30 millones de pesos por concepto de venta de pases médicos a turistas en el famoso carril confinado de la Garita de San Ysidro, y eso que todavía no se contabilizaban los meses fuertes de noviembre y diciembre.

Hasta el 31 de diciembre de 2017, el tesorero haciendo caso omiso a lo que mandataba el presupuesto de Egresos 2017, no había transferido ningún recurso para apoyar a la micro, pequeña y mediana empresa local. Me preocupa porque 2018 es electoral, y no es por ser ave de mal agüero, pero ya se ha dado en el pasado, que se desvía este fondo para este tipo de apoyos electorales, como sucedió con el extinto Fideicomiso MiCredito que por cierto sigue arrastrando cartera vencida a raíz de tanto manoteo político que le dieron administraciones panistas y priistas. El problema es que el jaloneo presupuestal por tantos compromisos de contratos indebidos y demás llevó seguramente al tesorero a considerar sacrificar a los emprendedores.

Me llama la atención que a más de 14 meses de retraso en el arranque de este Fideicomiso no se levante una sola voz del sector público o privado, a reclamar lo que por Ley le corresponde a nuestros emprendedores. Esta mentalidad retrograda es la que nos tiene anclados al subdesarrollo, si por un lado claro la lacerante corrupción y por otro la falta de prioridades de una política de desarrollo económico municipal que realmente fortalezca el mercado interno. Y es que al Alcalde la única economía que le preocupa es la suya.

Esto que les platico en la columna, ya antes lo comenté en Cabildo pero el famoso eje dos de Ciudad Competitiva que estableció el Alcalde en su Plan Municipal de Desarrollo es pura paja porque en los hechos tiene bloqueados los fondos Tijuana para destinar el dinero de los emprendedores a contratos como los de Turbofin y pagos de compromisos pendientes con sus patrocinadores.

En junio 29 de 2017 en mi carácter de legislador municipal presente ante la Comisión de Desarrollo Económico una nueva iniciativa reglamentaria que creaba un capítulo completo para el funcionamiento y operación del Fideicomiso Fondos Tijuana dentro del Reglamento Interno de la Secretaria de Desarrollo Económico Municipal, el proyecto fue aprobado ese día y turnado a la Secretaria General de Gobierno Municipal para su posterior aprobación en Cabildo, iniciativa que fue rechazada por la mayoría panista del Alcalde en el pleno y turnada de nuevo a Comisión de Gobernación y Legislación para su congelamiento. Básicamente lo que esa iniciativa propone es la ciudadanizacion del Comité Técnico del Fideicomiso que en la pasada administración venía funcionando de forma inequitativa y ahora pasaría a hacerlo de forma colegiada, pasando de 5 a 7 miembros con la inclusión de dos nuevos asientos para un representante del sector privado designado por el Consejo Coordinador Empresarial de Tijuana y un representante del Instituto de Transparencia.

En un debate para gobernador de Baja California escuche alguna vez a Guadalupe Osuna Millán quejarse de que en este país mientras que se gastaban en aquel entonces mil 600 millones pesos para organizar elecciones, el Gobierno Federal solo le destinaba 500 millones para apoyo al emprendimiento, él comentaba que esa ecuación debería ser inversa si quisiéramos sacar adelante a las nuevas generaciones de bajacalifornianos, lamentablemente los actuales representantes de su partido en el gobierno parecen no entender nada de política económica y del grave daño que sus decisiones están teniendo sobre nuestra sociedad.