Big Fat Greek Wedding 2 (Mi gran boda griega 2)

Por CineMan

Fácilmente olvidable

Tenemos para esta semana la película My Big Fat Greek Wedding 2 (Mi gran boda griega 2). En el 2002 salió la original y seguramente todos recordamos que fue un éxito sorpresivo. Ahora 13 años después nos traen la secuela, que por mucho no tiene la misma fuerza que la original.

Escrita por la misma protagonista Nia Vardalos y Dirigida por Kirk Jones, que ultimamente ha dirigido proyectos como este (Everybody’s Fine del 2009, What to Expect When You’re Expecting del 2012), pero no tiene un record sobresaliente. Lo que recibimos es una unión de chistes por estereotipo y momentos de drama arranca lágrimas. Creo que carga con la pena de que la original fue tomada como fresca y novedosa. Ahora que lo ves todo por segunda ocasión, te parece un “copy-paste” superficial.

Toula Portokalos (Nia Vardalos) y su esposo Ian (John Corbett), pasan por una etapa difícil de matrimonio, mientras a la par atienden a su hija adolescente Paris (Elena Kampouris), que busca a toda costa privacidad de la vida entrometida que tiene por su familia. Todo esto mientras el resto de la familia se dedica a organizar de nuevo una gran boda griega para los Papás.

Es una comedia de receta típica, están de regreso todos los personajes memorables pero exagerados, como la Tia Voula (Andrea Martin) que siempre se roba la escena o el papá Gus (Michael Constantine) que dice poco pero efectivo. Sólo tiene algunos nuevos toques de originalidad, como la inclusión de un par de actores nuevos (John Stamos y Rob Riggle). La mayoría de los chistes son en base a exagerar el estereotipo de la cultura griega o de estos griegos en particular. Después de cierto tiempo, pasas de sonrisas a mover los ojos hacia arriba pensando, “esto ya lo vi”.

El guión está pensado en la formula común de Hollywood, aunque en esta ocasión creo que logra atravesar un mensaje de comprensión y unidad familiar que aplica bien, dada la cultura fuerte y ruidosa que nos presentan.

Creo que en general es una película agradable pero inmediatamente olvidable. Probablemente te dará lo mismo esperarla en Netflix.

(Super Recomendable, Recomendable, Poco Recomendable, Nada Recomendable)

Mi Calificación: Poco Recomendable

Mi Calificación al cine donde la vi: Cinepolis Plaza Rio = Experiencia Positiva. Todo estuvo bien.