Biden y Harris, un cambio bien recibido

El mensaje de unidad del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hace ver que las cosas van a ser muy diferentes al caos que sembró su antecesor. Fotografía: Cortesía

Por Hugo Fernández Sánchez

El 20 de enero terminó la complicada presidencia de Donald Trump al rendir protesta Joe Biden como el nuevo mandatario de Estados Unidos.

Si bien el demócrata tiene ante sí un panorama complicado, con un país seriamente dividido, una pandemia que ha cobrado más vidas en ese país que en cualquier otro lugar del mundo, una economía golpeada y cuatro años de política exterior de enfrentamiento, su llegada a la presidencia es vista con un aire esperanzador.

José Alfredo Ciccone, director general de Médicis Comunicación, considera que la imagen de Estados Unidos en el mundo se transformará con Biden. “Inmediatamente creo que va a cambiar”, señaló y apunto como muestra el discurso inaugural del nuevo mandatario, en el que reinó el mensaje central fue la unidad y una promesa de revertir el camino, por lo que seguramente los aliados de Estados Unidos verán a este país “con mayor simpatía”.

Luego de las falsedades de Trump sobre el supuesto “robo electoral” y el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, Estados Unidos demostró que es un país que no se doblega fácilmente.

“Ganaron las instituciones en Estados Unidos, eso es un ejemplo para el mundo. Ganaron los jueces que dijeron que no (a Trump). Ganó el vicepresidente (Mike) Pence. Ganó todo lo que está dentro de la institucionalidad de un país. Entonces, eso es importantísimo y es un gran mensaje para todos”.

La enorme diferencia entre los estilos de Trump y Biden quedó en evidencia desde el primer día de éste último como presidente del país más poderoso del planeta.

“Tuvimos en verdad experiencias muy tristes con Trump, por lo menos muy contrastantes. Tú sabes que en política las formas son los fondos y este hombre nunca cuidó las formas, por lo tanto descuidó los fondos. Me refiero a Donald Trump”, indicó.

El ahora expresidente se distinguió por gobernar en el caos y a través de confrontaciones, con amenazas constantes y la filosofía de que todo aquel que estuviera en desacuerdo con él, estaba en su contra y debía ser aplastado.

“Las cosas estaban muy tensas. Ese tipo de tensiones, o de peleas, de camorras callejeras no conducen a nada. Al final terminan todos en el hospital lastimados”, explicó Ciccone. “Entonces, yo creo que sí es importante la presencia de (Biden) calmando las aguas y generando (un ambiente) mucho más cordial. Por lo menos su discurso fue muy unificador y si lo analizas el discurso de Biden, nunca echó pulla contra el rival anterior, habló siempre de unidad, de errores graves que se había cometido y que sí se cometieron”.

Oportunidad para México

José Ciccone considera que todo esto representa una buena oportunidad para México.

“Esperamos que esto nos favorezca a México como país vecino”, señaló.

Si bien, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, se ha mostrado hasta el momento relativamente frío con su nuevo homólogo estadounidense, el estilo de Biden deberá favorecer la relación bilateral.

Antes de dejar la Casa Blanca, Trump se dijo agradecido con López Obrador y lo llamo “amigo”, pero la relación entre ambos mandatarios no reflejaba la conexión entre los dos países.

“Contra México siempre pesó el clima hostil hasta que México aceptó ciertas condiciones que puso (Trump) y las cosas se arreglaron, pero para mi punto de vista quedaron siempre endebles”, comentó Ciccone.

“Yo creo que ahora se puede, tenemos la oportunidad de reforzar la relación. (Joe Biden) tiene otra visión, este hombre tiene otra visión global del mundo, de los países, y me parece que vamos a salir favorecidos. Claro, todo será al correr del tiempo, pero yo soy bastante optimista de que las cosas van a empezar a funcionar de mejor manera”.

Desde el T-MEC hasta Pemex, México y Estados Unidos están estrechamente vinculados por lo que es de interés del gobierno de López Obrador que la relación crezca. “Hay que hacer todo para que esto camine bien”, consideró Ciccone.

El futuro es Kamala

La selección del equipo de trabajo de Biden también ha llamado la atención. “Hay latinos, hay un transexual, hay una diversidad de etnias y hay una diversidad inclusive de pensamientos, de formación. Son todos profesionales, pero de distintos orígenes. Yo creo que eso va a enriquecer muchísimo el desarrollo de la vida americana”, manifestó Ciccone.

Explicó que esta “versatilidad” en su gabinete demuestra que “él busca a la persona, no el origen”, lo que es un llamativo contraste con su antecesor.

La mente abierta de Biden se hizo evidente desde la misma invitación a Kamala Harris, como su compañera de fórmula para la vicepresidencia.

Como procurador en California y luego en el Senado, Harris lanzó críticas a Biden cuando ambos buscaban la candidatura del partido demócrata a la presidencia. Biden, claramente no buscaba a una persona que siempre le dijera “sí señor Presidente”. Y no necesariamente iba tras alguien con él, un hombre de blanco de 78 años de edad, pues Harris, a sus 56 años, es la primera afroamericana y primera americana con raíces hindúes en ocupar la vicepresidencia de este país.

“Tiene tres cosas a favor”, dijo Ciccone sobre Kamala Harris.

“Es la primera mujer que asume la vicepresidencia o sea que va a estar mucha gente expectante de todo lo que ella realice. Es una mujer de mucho carácter, la recuerdan muy bien en California como una mujer que imponía las cosas y las explicaba. Y aparte es una mujer que le ayuda mucho la edad, esto es una carrera que puede ser de cuatro años, puede ser de ocho años. Creo que no hay que quitarle el foco de atención a ella en todo lo que haga porque ahí está el futuro”.