Best for last

Por Sergio Ciceña

scmusique.info@gmail.com

Hemos llegado a la recta final del año; un 2011 lleno de  eventos que quedaran marcados en la historia: deportivamente el FC Barcelona comprobó ser el mejor  equipo del mundo y los Green Bay Packers comandados por Aaron Rodgers llevaron de regreso a casa el trofeo Vince  Lombardi. En las notas tristes, Steve Jobs, el creador de los gadgets  más innovadores y el responsable de poner de moda todos los  productos de la manzanita, perdió la batalla después de luchar por  su salud por varios años; la princesa del nu-soul, Amy Winehouse,  falleció sorpresivamente en su casa a los 27 años de edad; y el actor  mexicano Pedro Armendáriz, murió en la ciudad de Nueva York a  inicios de semana. Han transcurrido casi ya los 365 días marcados  en el calendario, por lo que la columna de esta semana va dedicada  para la artista del año. Nacida el 5 de mayo de 1988 en Tottenham,  Inglaterra, Adele Laurie Adkins, o conocida simplemente como  Adele, empezó a cantar desde muy chica. Entre sus influencias musicales se encuentran las Spice Girls, Destiny’s Child, Pink y Mary J.  Blige. Mientras estudiaba en BRIT School, Adele grabó un demo de  tres canciones para un proyecto escolar, y un amigo se encargó de  subirlo al portal Myspace, donde tuvo muchísimo éxito. XL Recordings contactó a Adele impresionados con su voz, y tiempo después  iniciaron las grabaciones de su primer disco de estudio. Su álbum  titulado 19 (2008) se convirtió en un éxito masivo en el Reino Unido,  debutando en la cima de las listas; por lo que XL y Columbia Records firmaron contrato para distribuir el disco en los Estados Unidos. Cuando Adele estaba de gira promocional en suelo americano,  fue invitada a cantar en el programa Saturday Night Live donde la  audiencia televisiva fue la mayor en casi 15 años gracias a que Sarah  Palin asistiría al programa. Las millones de personas que vieron el  programa conocieron a Adele y en cuestión de una semana el disco  ya estaba en el top 10 de Billboard y en la cima de iTunes. Dichos  logros la hicieron ganar un par de premios Grammy en el 2009 y un  nombre en el mundo musical. Un par de años después, Adele lanzó  su segundo disco titulado 21 (2011) el cual apoyado por sus sencillos #1 “Rolling In The Deep” y “Someone Like You” se convirtió en  número uno en 18 países. Sólo The Beatles y Adele tienen el record  de mantener dos canciones y dos discos dentro del Top 5 simultáneamente, y también se convirtió en el primer artista en vender  3 millones de copias en menos de un año sólo en el Reino Unido.  Adele recibió seis nominaciones en los Grammy del 2012, entre las  cuales están Álbum del año, Canción del año y Video musical del  año. Mientras Adele cumplía con su extensa gira, sufrió una hemorragia en las cuerdas vocales, por lo que canceló prácticamente todos sus compromisos restantes del 2011, debido a que se sometió  a cirugías para corregir dicho problema, por lo que confirmó que  para el 2012 iniciará con las grabaciones de su tercer álbum y que  espera recuperarse completamente de los problemas en su voz.  Adele se merece el título a artista del año, porque realmente tiene  talento y cumple con el término trifecta, ya que canta, escribe y ejecuta un instrumento. Cuando todo mundo pensaba que Lady Gaga  arrasaría con su disco Born This Way (2011), Adele humildemente  y sin hacer mucho ruido, destronó a Gaga con la canción “Rolling In  The Deep”. Esperamos con ansias la pronta recuperación de Adele  y un tercer disco que confirme que ella puede ser la próxima reina  del pop. Para finalizar, quiero desearle a mi fiel lector que pase un  feliz fin de año y que el próximo sea mejor para todos.

*El autor es egresado de Cetys Universidad Tijuana, compositor y amante de la música.