Believe

Por Sergio Ciceña

Hace algún tiempo, probablemente un par de años, dedique el espacio de Musique a una de las bandas más frescas de aquellos tiempos. Mumford & Sons es una de esas agrupaciones que sobresalen del resto de la música popular que inundan las estaciones de radio e internet.

 

Su estilo fiel al folk y al bluegrass, combinado un poco con el rock independiente hacen que M&S merezcan ser escuchados. Recapitulando un poco los orígenes de la banda, M&S nació en Londres, Inglaterra y está formada por los multi-instrumentistas Marcus Mumford, Ben Lovett, Winston Marshall y Ted Dwane.

El nombre del grupo proviene de dos razones principales: Que Marcus era el integrante más visible de la banda por el hecho de ser el miembro principal y por ende, darle más presencia a Marcus en el nombre de la banda, el cual tiene todo el sentido de aparentar como el nombre de una “negocio familiar anticuado”.

Su primer disco “Sigh No More” del 2009 tuvo una excelente recepción en el mercado musical y gran parte de su éxito se debió a los sencillos “Little Lion Man”, “Winter Winds”, “The Cave” y “Roll Away Your Stone”. En su segundo disco de estudio lanzado en el 2012 de título “Babel”, M&S modifico un poco su estilo hacia algo más comercial, pero sin destruir por completo la esencia de la banda a mi parecer.

La punta de lanza fue “I Will Wait”, primer sencillo del álbum y que tuvo como sucesores a “Lover Of The Light”, “Whispers In The Dark”, “Babel” y “Hopeless Wanderer”. Después de tener tantas nominaciones a los Grammy con el anterior álbum, finalmente pudieron llevarse el premio al “Álbum del Año” con “Babel”. El próximo 4 de mayo saldrá a la venta el tercer disco de estudio titulado “Wilder Mind”, del cual ya podemos escuchar desde principios de mes el primer sencillo titulado “Believe”.

Lo más sobresaliente de esta noticia es que la banda prácticamente ha mudado de lo acústico a lo eléctrico, ya que si no fuera por la voz de Marcus, pensaríamos que se trata de otra banda. En este disco la banda está incorporando más sintetizadores, guitarras eléctricas y teclados que en sus trabajos anteriores, en donde predominaban las guitarras acústicas, banjos, acordeones, resonadores y mandolinas. El disco consta de 12 canciones, la cuales son: “Tompkins Square Park”, “Believe”, “The Wolf”, “Wilder Mind”, “Just Smoke”, “Monster”, “Snake Eyes”, “Broad-Shouldered Beasts”, “Cold Arms”, “Ditmas”, “Only Love” y “Hot Gates”. A pesar de que “Believe” carece de banjo, los sonidos sintéticos lograron llenar la canción con energía, contrario a lo que hacen en otro tipo de géneros, en donde se vuelve bastante monótona la línea de la canción.

No sabemos qué rumbo van a tomar los M&S después de este álbum y tampoco sabemos que tan drástico sea el cambio de estilo para este último disco. Lo que sí sabemos es que esta banda está apostando por algo diferente a lo que están acostumbrados y eso es digno de aplausos.