BC segundo lugar en incidencia delictiva, otra vez

Por Gabriela Martínez

Tijuana. Por segundo año consecutivo Baja California se encuentra en la segunda posición en incidencia delictiva en México, sólo por debajo del Estado de México, según el estudio de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013, que realiza cada año el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

De acuerdo con los resultado de 2012 al año pasado se registró un crecimiento del  8% en el número de víctimas de delitos por cada 100 mil habitantes mayores de edad en la entidad, al pasar de 36 mil 579 hasta 39 mil 507.

Tan sólo cuatro estados concentran la tercera parte de los reportes registrados en el país, primero el Estado de México, luego Baja California, y finalmente el Distrito Federal y Jalisco.

En el caso de los delitos cometidos por cada 100 mil habitantes, nuevamente la entidad se posiciona en el segundo peldaño.

Los reportes, según el estudio, que más se registraron en el estado son las extorsiones, principalmente vía telefónica, le siguieron el robo de vehículo y luego el de casa habitación.

En el tema de la percepción el documento arrojó un crecimiento del 4.3% en el número de habitantes que consideran inseguro la entidad.

El mismo estudio reflejó que mientras el 51.1 de la población mira con problemas de inseguridad el estado, la cifra creció al 53.7% este año.

El gobernador, Francisco Vega de Lamadrid aseguró mantener una coordinación entre los tres órdenes de gobierno para implementar distintas estrategias de seguridad con el fin de revertir la tendencia delictiva en Baja California.

Sin embargo, aunque en los últimos meses se había registrado una disminución de hechos violentos, para agosto y septiembre se registró un repunte en homicidios.

La iniciativa privada del estado ha manifestado su preocupación por el repunte de violencia, sobre todo en el caso de secuestros, apenas la semana pasada la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), presentó a una banda criminal dedicada al plagio, en la que incluso participan ex policía municipales.

Al respecto, el secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Alejandro Lares Valladares, reconoció que dentro de la institución existen elementos infiltrados, pero aseguró que el trabajo de depuración al interior de la corporación es permanente.

Como una de las medidas para combatir la inseguridad, el gobierno federal a través de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) envió elementos de la recién creada División de Gendarmería para trabajar en temas específicos del estado.

Desde su llegada a Baja California, los oficiales han desempeñado labores preventivas y sociales como orientar el tráfico vehicular en las carreteras federales y en las puertas de salida de México hacia Estados Unidos, además de patrullar la ciudad.