BC se prepara llenar panteones de Cempazúchitl

BAJA CALIFORNIA.- El 1 y 2 de Noviembre se celebra la máxima festividad de muertos en México, por lo que productores de Baja California se preparan para abastecer de flores a la población, manteniendo la Sagarpa, importante coordinación con el sector a fin de proveer del producto, en donde la variedad con mayor demanda en esta temporada es la flor de Cempazúchitl

En este año, la producción de flor en la Zona Costa alcanzó una superficie sembrada de 731.75 hectáreas de diversas variedades, y se han cosechado 92 hectáreas a la fecha, de las cuales  8.25 hectáreas fueron destinadas para el cultivo de Cempazúchitl con un volumen de 99 toneladas, producción que en el estado dejará un valor de producción de 2 millones 574 mil pesos, así lo informó Javier Guillins Villarreal.

El jefe del Distrito de Desarrollo Rural, 001, Zona Costa, destacó que aunque la flor de tradición en esta festividad es la considerada “Flor de muerto”, en el Estado también se destinó una superficie de 723.50 hectáreas de variedades de nube, crisantemo, clavel, rosa, que se suman a la demanda de los bajacalifornianos para la colocación de ofrendas en este Día de Muertos.

Comentó que para esta celebración de Todos los Santos, que inicia desde el 30 de octubre y hasta el 2 de noviembre, en Baja California van cosechadas mil 179.50 toneladas de flor que los productores pondrá a disposición del mercado local, nacional y extranjero.

De acuerdo con el Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) en el país se producen alrededor de siete mil toneladas anuales de este producto, mismo que tiene un valor comercial de 15 millones 463 mil pesos.

Entre los estados con mayor producción de flores para las ofrendas se encuentra Puebla, Oaxaca, México, Morelos, Guerrero, Hidalgo, Coahuila, San Luís Potosí, Tlaxcala, Michoacán y Distrito Federal. 

La Flor de Cempazúchitl, que en náhuatl significa “la flor de los veinte pétalos”, el cual, proviene de “cempoa” veinte y “xóchitl” flor, es de las más tradicionales por el pueblo mexicano para la colocación de ofrendas a sus seres queridos que han fallecido.