Bajo nuevas reglas

Por Dante Lazcano

Andrés Manuel López Obrador nos ha dicho hasta el cansancio que viviremos una nueva normalidad a partir que explotó el tema de la pandemia por el Covid-19.

Lo que seguramente no entendimos de la declaración es que el estilo de vida que llevamos es que a partir de hace 120 días las cosas serán completamente distintas al grado de asegurar que es una exageración, pero mientras los científicos no encuentren una vacuna tendremos que irnos adaptando.

La NFL no es ajena al tema y al margen que será el único organismo que, al parecer, jugará su temporada completa, la manera en que se han conducido en el receso de temporada, cómo manejan sus campamentos de pretemporada y cómo será la campaña regular nos coloca, entre otras cosas, en presenciar una nueva manera de ver el futbol americano.

Las instrucciones de la liga para con los jugadores han llegado a tal grado que hasta las regaderas en los vestidores fueron ajustadas para reducir los contagios al máximo lo que habla que una de las prioridades es la salud de los jugadores.

Por lo mismo es que la temporada 2020 será un reto completamente distinto para jugadores, dueños, gerencias y aficionados, pues las reglas son nuevas por lo que, al margen del talento que cada equipo tiene, me atrevo a decir que dependiendo de cómo se hayan adaptado en el offseason a esas reglas de la nueva normalidad, será el equipo que sobrevivirá.

Conferencias de prensa por plataformas digitales, completamente restringido el acceso a entrenamientos, vamos, una nueva manera a la que no estábamos acostumbrados, pensando claro que las cosas fluyan y se juegue la temporada completa ya que en pruebas para detectar el virus invertirán más de 70 millones de dólares.

Y así como lo declaró AMLO que la pandemia cayó como anillo al dedo al movimiento que encabeza, para la NFL fue lo mejor que le pudo haber pasado pues justo en el año que termina su contrato de televisión, como todo indica que los estadios se verán vacíos, los índices de audiencia explotarán por lo que en 12 meses cuando estén en la renegociación tendrán todas las ventajas para seguir exprimiendo a las televisoras.

Tranquilidad en campamento electrizante

Una nueva era, la que tuvo que haberse vivido desde el 2017, se respira en las instalaciones del equipo del rayo pues con el ajuste que se hizo a la tipografía de sus logotipos y emblemas así como de uniformes, podemos decir que oficialmente se lanzan a la caza del mercado de Los Ángeles, California, en aras de convertirse en el equipo  “A” de la urbe.

La orden fue que se cortaran nexos, en la medida de los posible, con San Diego, y no es que se trate de renegar pero si algo necesita ese equipo es generar identidad con una ciudad en donde quienes han sacado ventaja en el tema mercadológico han sido los LA Rams.

Con el anuncio que hicieron que la clase 2020 del reclutamiento de jugadores colegiales está bajo contrato, le dio un respiro de tranquilidad a los entrenadores además que Joey Bosa lo amarraron con un millonario contrato lo que se interpreta como movimiento en los que el compromiso es tener a un equipo ganador.

La única duda es la posición del pasador la cual ante la partida de Philip Rivers no se ve sólido y por ahí se pudiera marcar la diferencia.

Mis dos centavos

Eso es todo, amigos.