Avala CCE designación de Capella

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) avaló la designación de  Alberto Capella Ibarra como titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), dependencia a la que estará exigiendo un combate más efectivo de los delitos en todas sus modalidades

De acuerdo a un comunicado, Mario Escobedo Carignan, presidente del organismo, destacó que Capella Ibarra no es ningún improvisado, puesto que durante la administración del ex alcalde Jorge Ramos desempeñó el mismo cargo, fortaleciendo entre otras cosas, la relación entre la sociedad, el sector empresarial y las autoridades.

Subrayó que en ese entonces, programas como “Ponle Dedo al Ratero”, el cual, fue desarrollado en conjunto con la Cámara Nacional de Comercio de Tijuana, tuvieron gran éxito, logrando una reducción considerable de robo a los establecimientos comerciales.

“En su campaña como candidato, demandamos al ahora alcalde, Carlos Bustamante, que fuera muy cuidadoso en la transición de una administración a otra, sobre todo, en el tema de la seguridad pública, por lo que vimos con buenos ojos el que le diera continuidad al Capitán Huerta” expresó.

En ese sentido, aunque reconoció la labor del Capitán Huerta, afirmó que existe una gran preocupación entre los empresarios y la comunidad en general por la falta de atención que han merecido delitos como el robo simple y todos aquellos del orden común.

“La Policía Municipal tiene que regresar a patrullar las calles y continuar desarrollando programas de policía de barrio, que es la manera más efectiva para la prevención de los delitos en las colonias de Tijuana”, subrayó.

Reiteró que el sector empresarial tiene una buena relación con el Lic. Alberto Capella Ibarra, pues ha trabajado en diferentes organismos especializados, por lo cual, estarán en la mejor disposición de colaborar con las autoridades para generar programas más efectivos de prevención.

Por último, el presidente del CCE agregó que esperan que en un lapso de tres meses se puedan ver los primeros resultados en el combate a los delitos del orden común.