Aumenta incidentes el mal diseño de oficinas: IMSS

 

 

Tijuana.- Molestias musculares en la zona del cuello y espalda;  fatiga y alteraciones visuales o el estrés,  son problemas manifestados por la población por el uso continuo equipos informáticos y exposición a determinadas condiciones ambientales, expresó la doctora  Yuri Leal Campos, coordinadora médica de la Unidad de Medicina Familiar  (UMF) número 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Detalló que el ruido, temperatura y humedad e iluminación, cuyo correcto diseño tienen una importante influencia sobre la comodidad, eficacia en el trabajo e, incluso, sobre la salud de los trabajadores, en general, sin importar sexo han hecho aumentar la incidencia de patologías ocupacionales que afectan en el sector de oficinas.

La profesionista explicó que aunque la mayor incidencia de estas afecciones ocurren entre oficinistas, también ocurren con frecuencia entre los trabajadores de la construcción o la industria, ya que con ellos sí se registran accidentes graves y en ocasiones mortales.

En ese sentido, destacó que es preciso abordar soluciones que pueden parecer simples, no por ello menos efectivas; evitar por tiempo prolongado los movimientos repetitivos, los cambios bruscos de temperatura y demasiadas horas en una misma actividad con las manos, pero sobre todo tomando en cuenta que esos dolores son fáciles de prevenir.

Leal Campos recomendó que el área de trabajo se mantenga limpia y ordenada, adaptar el lugar del trabajo las necesidades de quien lo desempeña a fin  de evitar problemas de salud al realizar la labor diaria; dijo que es fundamental ubicar el escritorio, silla, monitor, teclado, CPU, teléfono e impresora, de manera que permitan la adaptación del ambiente de trabajo a las necesidades de cada quien, otros factores a cuidar son la iluminación, temperatura, ventilación y ruido.

Por ejemplo -explicó- la doctora Leal Campos la silla debe de ser cómoda y permitir una posición relajada pero recta  y con apoyo en la zona lumbar.

Además, los pies deben de ir paralelos al piso, con apoyo directo  en la superficie. Se debe de cuidar que el teclado de la computadora esté en línea con el suelo y a una altura cómoda,  que queden alineados la muñeca, la mano, el antebrazo y con una flexión en el codo de  90 grados.

El monitor debe de estar a 50 centímetros de los ojos, ligeramente inclinado hacia arriba para que coincida con nuestra mirada. Es de suma importancia que los objetos que se utilizan frecuentemente como el teléfono y el teclado, estén colocados en un radio de 75 centímetros y a más distancia lo que se  utilicen con menos frecuencia, como la impresora, pues así podremos cambiar de posición cada cierto tiempo.

La doctora Leal Campos concluyó que al mantener limpio el espacio de trabajo y se utiliza el  mobiliario de manera adecuada, se avanzará sustancialmente en un mejor desempeño y por ende, menos probabilidades de sufrir accidentes o de sufrir lesiones.