Aumenta el número de asegurados al IMSS en Baja California

MEXICALI.- En septiembre, Baja California registra  697,311 trabajadores urbanos, lo que representa un  incremento de 9,833  con respecto al mes anterior y de 35,664 en el acumulado anual, ello significa el  12% del empleo generado en el país en el mes de septiembre y el 7.2% del acumulado anual nacional, de acuerdo a información preliminar publicada por IMSS.

Lo anterior lo informó Roberto Fuentes, subdirector de Estadística y Análisis Económico de la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado.

Explicó que el  Estado genera 11.3 empleos urbanos por cada mil habitantes, la mayor proporción en la frontera y la cuarta a nivel nacional. El resto de los estados de la frontera como Nuevo León generan 9.3 empleos por cada mil habitantes, Sonora 7.5, Chihuahua 7.3, Coahuila 4.4 y Tamaulipas 3.1.

Es importante destacar que el sector manufactura en Baja California concentra el 46% del total del empleo del estado, y es responsable del 79% del empleo generado en lo que va del año, lo que posiciona al sector como el principal generador de puestos de trabajo.

Paradójicamente,  la Tasa de Desocupación  (TD)  para el mes de septiembre fue de 6.4%, menor al 7 % reportado en el mismo mes del año pasado pero superior al 6.1% del mes anterior. Lo anterior se explica por un incremento en la Población Económicamente Activa (PEA), producto de la migración de connacionales hacia Baja California en busca de una oportunidad laboral que no encuentran en su estado de origen.

Adicionalmente, los desastres naturales de septiembre deterioraron los mercados laborales de los estados afectados. En Nayarit disminuyó el número de empleados urbanos en 1,667, en Guerrero 1,299 y en Zacatecas 383, por lo que una proporción de la PEA decide migrar hacia aquellas regiones que no fueron afectados por el fenómeno natural y que representan una oportunidad laboral.  Este fenómeno se conoce en la literatura económica como efecto “Todaro” e implicaría mayores flujos de personas hacia el estado mientras se recuperan las entidades afectadas.

Finalmente, la información publicada permite concluir que Baja California mantiene un alto ritmo en la generación de empleos. Sin embargo, el posible gravamen de las importaciones temporales para la maquiladora de exportación  pone en riesgo a un sector central de la economía estado, de concretarse  dicha modificación representaría una limitante para el crecimiento del empleo en el sector manufacturero.

El Gobierno del Estado ha realizado un gran esfuerzo para  impulsar las vocaciones económicas de Baja California, pero la aplicación de una política pública que ignore las condiciones particulares de la región  puede resultar contraproducente para el trabajo que se ha realizado  e ir  en detrimento del bienestar social y económico del Estado.