Aumenta desempleo de mujeres por crisis fronteriza

Tijuana.- Durante más de 40 años el tema de la discriminación entre mujeres y hombres en el campo laboral se ha mantenido en la agenda social y académica, demostrando que existe una importante brecha salarial y de segregación ocupacional en México, por lo que la realidad sobrepasa las teorías y los roles de cada miembro en la comunidad.

De acuerdo con la académica del Colegio de Ciencias Sociales y Humanidades de CETYS Universidad Campus Tijuana, Ingrid Kuri Alonso, a pesar de los grandes avances habrá organizaciones donde las mujeres no podrán sobrepasar las jerarquías, indica en un comunicado.

“Algunos los llaman “techos de cristal”, donde lograrán cierto nivel dentro de las empresas, pero a partir de ahí ya no podrán ascender”, puntualizó.

Afirmó que la lucha no refiere exclusivamente a las decisiones empresariales sino a aspectos culturalmente arraigados. En dicho sentido ejemplificó aquellas áreas de trabajo que han sido masculinizadas, principalmente en el área de la ciencia e ingeniería, así como la administración y la educación son relacionadas directamente con cuestiones femeninas.

Kuri Alonso compartió que recientemente colaboró en la investigación “Un paso hacia adelante y dos hacia atrás. Crisis económica y segregación ocupacional por sexo en la Frontera Norte de México, 2000-2010” como parte de la publicación editorial “Espacios del desarrollo y las desigualdades en Sonora” recientemente publicada, donde encontró que en el momento de una recesión económica las mujeres son las primeras en ser desplazadas de la fuerza de trabajo, a pesar de que 1 de cada 4 hogares en el país son sostenidos por los ingresos generados por ellas.

“Lo interesante es que cuanto se le niega a una mujer el acceso a ciertos empleos, la realidad es que las organizaciones están perdiendo la mitad de la creatividad y las ideas del mundo dada la población actual, por ello es necesario reconocer que la inclusión mejora la capacidad de respuesta de las empresas y las empodera para otro tipo de oportunidades en el sector”, aseguró la académica.

 

Por otro lado explicó que las empresas manufactureras que se encuentran en la franja fronteriza han mostrado iniciativa en a linclusión para su equipo de trabajo, esto a través de la oferta de puestos bajo la característica de “sexo indistinto”, sin embargo, la tarea es que una vez que las mujeres hayan pasado el filtro, sean evaluadas en la misma igualdad de circunstancias que un hombre, apuntó.