Atienden a familiares de presos muertos en incendio

HONDURAS.- El presidente Porfirio Lobo ordenó el jueves a dos ministros de su gabinete a preocuparse de los familiares de las más de 350 víctimas del incendio de la prisión de Comayagua y dijo que debe realizarse una exhaustiva investigación incluso con colaboración internacional

"La persona humana constituye el centro de la sociedad y, por ende, de la gestión gubernamental así como la razón de ser del Estado", afirmó el mandatario en un comunicado.

Lobo instruyó a los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, y al canciller Arturo Corrales a emprender "las gestiones que correspondan para garantizar el trato digno, justo y adecuado a los familiares de las víctimas".

Aseguró que la decisión la adoptó "de conformidad a lo que manda la legislación hondureña y honrando los compromisos internacionales en materia de derechos humanos, con el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos".

Lobo reafirmó que "estos trágicos hechos deben ser investigados exhaustivamente por las autoridades nacionales con asistencia internacional, profundizando el proceso ya iniciado que determine más allá de toda duda las causas que originaron esta tragedia y deducir las responsabilidades".

Varios países como Estados Unidos, México, Taiwán, Chile, Nicaragua, Panamá y El Salvador han enviado contingentes de médicos forenses y ayuda a Honduras ante la tragedia de Comayagua, a unos 140 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Israel ofreció a Honduras los servicios de compañías de ese país para construir cuatro cárceles modernas y seguras, para albergar a 200 reos cada una, informó el embajador israelí en Tegucigalpa, Eliau Lopes.

"Hablamos de instalaciones donde nadie va a escapar, donde no habrá incendios", señaló. Dijo que este viernes se reunirá con Lobo para formalizar la propuesta.