«Atados de manos» ante gaseras

Los consumidores de Gas L.P. difícilmente pueden demostrar que reciben menos combustible del que pagan, porque no hay laboratorios al alcance para determinar si el contenido es puro o está mezclado con aire.

Aunque en el tanque estacionario existe un medidor, en los cilindros no hay manera de saber que estén los kilos de Gas L.P. que dicen vender, y aunque se tenga la percepción de que duró menos de lo acostumbrado, emprender una pelea contra las compañías por esta u otra razón puede en el peor de los casos terminar en percusión legal, como sucedido con la asociación civil  Protección de los Derechos del Consumidor (Prodeco) y Z Gas.

Dolores de María Manuell-Gómez Angulo, delegada de la Profeco en Baja California, explicó que la verificación de las gaseras y gasolineras, así como las sanciones en caso de incumplir la ley -sino dan los litros de a litro y la composición que deben tener-, depende de las oficinas de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el Centro del país.

“De México mandan a los inspectores de la Dirección General de Combustibles y ni nosotros nos enteramos para que no haya fuga de información”, expuso.

César Sandoval  Pérez, jefe de Atención a Clientes y Estaciones de Star Gas, aseguró que es un mito que pueda meterse aire a los recipientes para entregar menos cantidad y que trasieguen Gas L.P. los repartidores es muy complicado porque se te necesitan mangueras especializadas, no obstante, los trabajadores de esa compañía son monitoreados con GPS para evitar acciones ilegales.

Llevar el promedio de consumo es una de las mejores opciones para un posible reclamo en los cilindros, además de verificar el medidor cuando surten los tanques estacionarios.

Desconfianza

Hasta el cierre de esta edición el cilindro de 45 litros de Gas L.P. valía  589.5 pesos. Madres de familia en la colonia Ruiz Cortinez explicaron que le compran al camión repartidor de Z Gas y nunca han tenido problemas.

Ramona Durán Montiel expuso que en su vivienda hay 3 personas y el tanque lo cuida mucho, le dura hasta 5 meses. Todavía recuerda cuando el tanque costaba 3 dólares, se lo compraba a la misma compañía.

A Gloria Lozano le dura menos, pasadito de un mes, como 35 días. Viven 4 personas. No recuerda haber tenido algún problema mal llenado.

Pero para el dueño de Carnitas Don José, el señor José Manuel Rivera, la historia es muy diferente, porque tiene que consumir aproximadamente 1600 pesos de GAS L.P. por semana y cada vez le rinde menos.

Ha sido cliente de Zeta Gas, Gas Silza y de Star Gas, pero no han cumplido la expectativa con el servicio, ahora ha contratado a  Gas del Norte, que tiene su sede en Rosarito, y aunque le rinde más el abasto es deficiente porque no tienen la infraestructura de las otras compañías, llegan tarde o al siguiente día del pedido.

Tiene un tanque estacionario de 300 litros y por lo regular compra 150 litros. Pero siempre ha tenido la duda si el gas que se queda en el trayecto de la manguera entre el medidor y el recipiente lo cobran, pero no lo dan. En su casa tiene cilindro de 45 kilos y con 400 pesos que ponga directo de los expendios le dura más que si lo compra al repartidor.

Verificación del Centro

La última vez que vinieron del Distrito Federal a verificar a las gaseras fue en febrero de 2014, dijo Dolores de María Manuell-Gómez Angulo, delegada de la Profeco en Baja California, con la posibilidad de sancionar con multas desde los 50 mil pesos hasta los 2 millones de pesos.

Aunque las denuncias de los usuarios se pueden poner directo al Distrito Federal por teléfono, la delegación de Profeco también recepciona, y durante lo que va del año van arriba de 50 denuncias contra gaseras.

A nivel estatal la delegación ha mediado para que Zeta Gas, la única que brinda el servicio por tubería, no cobre el mínimo de 10 metros cúbicos, cuando las familias apenas gastan 3 o 4.

A mediados de enero de 2014 la Profeco Baja California difundió que 4 gaseras fueron multadas con sanciones de 1 a 3 millones de pesos por no tener peso exacto en cilindros, dos fueron de Tijuana, una de Ensenada y una de Mexicali.

¿Por qué no se puede medir?

Javier Emmanuel Castillo Quiñones, coordinador del área ambiental de la Facultad de Ciencias Químicas de la UABC, explicó que el Gas L.P. es extremadamente inflamable, a diferencia del gas natural.

Una manera de conocer si en su cilindro tiene Gas L.P. es que a medida de que es adulterado con aire el grado de inflamabilidad va bajando.

“Si tu tienes un tanque de gas y oyes que sale gas, pero no prende, eso quiere decir que hay otra sustancia diferente al Gas L.P.”, explicó el también encargado del manejo de Residuos Peligrosos de la Facultad.

Esta prueba sería una manera cualitativa para darse cuenta de que el contenido del cilindro no es el que se ofrece, pero hacerlo cuantitativamente es más difícil.

“Se ocupan equipos calibrados, especializados, una persona que traiga la muestra, en este caso el gas para que lo inyecte al equipo y que se diga de qué está conformado ese gas”, indicó.

Si es puro Gas L.P. o esta adulterado ahí se puede identificar, además de cuantificarlo, a través de lo que en la ciencia es conocido como curva patrón que es obtenida a través de muestras de gas de diferentes concentraciones.

“Tu haces una curva y luego metes tu muestra y extrapolas para ver más o menos  el porcentaje que puede tener de Gas L.P. esa sustancia”, expuso el Maestro en Ciencias Químicas por la UABC.

Sin embargo, hacer esta prueba  en un laboratorio certificado no está al alcance del común de los consumidores, y el de Profeco está ubicados en la Ciudad de México desde donde se controla la verificación de la gaseras.

La adulteración

Un simple compresor basta para poder adulterar un cilindro del Gas L.P. además de que el aire es gratuito, está en todas partes, a diferencia del helio, argón, zenón o nitrogeno, que sería más caro  e inconveniente si el objetivo es tener mayores ganancias.

El investigador de Calidad del Aire en Tijuana, Javier Emmanuel Castillo Quiñones, explicó que adentro del cilindro hay gas líquido y cuando sale, por las diferencias de presión y temperatura ya es gas. Si tiene aire adentro, que no se puede licuar, el tanque sigue pesando lo mismo mismo.

Aunque en el caso de tanque estacionario si puede medirse la cantidad que tiene adentro, en el caso de los cilindros no y adaptarle un manómetro no es recomendable por el diseño, además que se cambia por un nuevo recipiente cada que se surte el gas.

Una opción es ponerle el manómetro en medio de la línea de gas para saber cuál es la presión, pero sale caro el dispositivo.

Un ejemplo de cómo sería un recipiente con un medidor es el caso del gas helio que se vende para las fiestas o el oxígeno para los enfermos.

Una persecución por reclamar

Unirse para reclamar un mal servicio en base a la Ley Federal de Protección al Consumidor en contra de una gasera puede convertirse en un problema legal e inclusive de amenazas y difamación.

Un ejemplo es Prodeco, una asociación civil dedicada a defender a los consumidores, cuyo titular Sergio Moctezuma Martínez López fue demandado ante la PGR por usurpación de funciones de la Profeco, y al no prosperar lo hicieron ante la PGJE, por dar a conocer que Zeta Gas, una de las tres compañías más grandes de Tijuana.

Representando a un grupo de 35 personas demostró en 2011 que la empresa impedía que los tanques de 45 kilogramos fueran llenados en los centros de distribución, sólo les permitían echar hasta 350 pesos, si lo querían entero tenían que llevarse uno previamente lleno, una práctica ilegal que se llama Condicionamiento de Consumo.En aquel entonces el total costaba entre 430 y 450 pesos.

El juicio aún no termina y el representante demandó por la difamación de la que fue víctima en espectaculares, después de ganar algunas partes del juicio. Ante el temor de que las personas que propiciaron la publicidad amenazante cumplan con ese cometido, hizo responsable a los directivos de Compañía de Gas de Tijuana, conocida como Z Gas, y a su representante Diego Romero Velasco, de cualquier daño que sufra él y su familia o cualquier integrante de la asociación civil.

Para hablar de las garantías que da Zeta Gas a los consumidores y aclarar este caso se acudió a las oficinas en Bulevar Lázaro Cárdenas (5 Y 10), pero la respuesta fue que el superintendente José Gabino García, regresaba en 3 semanas de vacaciones, que entonces volviéramos.

Vigilancia extrema

César Sandoval Pérez, jefe de Atención a Clientes y Estaciones de Star Gas, descartó que el Gas L.P. pueda adulterarse con aire, ya que simplemente no lo marcaría el medidor en el caso de los tanques estacionarios.

Explicó que en el caso de los cilindros son pesados con básculas electrónicas certificadas tanto por la Secretaría de Energía, como por la Profeco, está última hace en promedio entre 8 y 10 revisiones anuales, algunas programadas y otras aleatorias.

Drenar lo cilindros tampoco es una opción viable para los repartidores porque son necesario mangueras especializadas, además que los camiones son monitoreados como GPS para que no tarden más de 20 minutos por vivienda o se detengan.

Sandoval Pérez explicó que un trasiego de gas puede llevar desde una hora hasta una hora y media, en un probable caso, ya que el gas líquido tiene que convertirse a vapor y después volverse a convertir al líquido, por eso dan el seguimiento y además tienen supervisores.

Explicó que los 45 kilogramos que llevan los cilindros es aproximadamente el 90% de la capacidad que tienen los tanques, y es una obligación para evitar contingencias. En el caso del tanque estacionario el medidor puede dar un error de hasta 3%.

El precio del GAS L.P. es determinado por el Diario Oficial de la Federación cada mes según la región y llega directamente desde Pemex. En el caso de Tijuana sólo hay gas natural para las empresas, pero lo maneja otra compañía.

El jefe de Atención a Clientes de Star Gas aseguró que existe oportunidad de que le regresen su dinero o el producto a las personas tras una reclamación, para lo que es indispensable tener su comprobante.

Ellos tienen en la base de datos la periodicidad de compra, por eso pueden ratificar si a una familia le duró menos o no del promedio a través de la computadora. En algunos casos cuando el problema es la tubería ayudan a resolver la falla.

Aclaró que el mercaptano que se utiliza para darle olor al Gas L.P. es aproximadamente de 1 cucharada por 45 kilogramos, por lo que no factible adulterar el contenido.

Recomendaciones

Al comprar el cilindro de Gas L.P.

Solicitar el recibo (para un posible reclamo)

Ladear el tanque y verificar que no tenga cemento abajo

Monitorear el consumo

Fuente: Facultad de Ciencias Químicas UABC

Mantenimiento al tanque o cilindro

En el caso del estacionario cambiarlo cada 10 años

Cambiar las válvulas cuando se desgaste el plástico (el cambio en los cilindros lo hacen las compañías)

Si el tanque presenta óxido, hay que limar y pintar

En el caso de estar cerca del mar hay que bañarlo con agua dulce.

Principios de seguridad

Instalaciones de Gas L.P.

Los tanques de estacionarios y recipientes portátiles para almacenar Gas L.P. deben estar instalados a la intemperie.

Los recipientes deberán ser instalados sobre superficies planas, libres de basura y no deben servir como depósitos ni base para otros objetos.

Las conexiones de cobre que unen los cilindros al regulador se desgastan pronto; si están en mal estado deben ser reemplazadas.

El boiler, la estufa y otros aparatos que consuman Gas L.P. deben mantenerse en perfecto estado de funcionamiento y limpieza. No deben faltar las perillas de control.

El tanque estacionario se le estima una vida útil máxima de veinte años. Para evitar algún percance, se debe dar mantenimiento a su pintura, válvula de llenado, de máximo llenado, de servicio y de seguridad; éstas deben de ser reemplazadas cada 5 años.

El regulador es un accesorio que regula la presión del gas de cilindro o del tanque estacionario hacia los aparatos de consumo. Es recomendable cambiarlo de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Los calentadores de agua y las lámparas de gas producen monóxido de carbono (muy venenoso) y por lo tanto no deben instalarse en cocinas, patios cerrados o baños, si no en lugares bien ventilados.

Para localizar una fuga de gas use siempre agua jabonosa, no utilice cerillos.

Si percibe una fuga de gas cierre sus cilindros o tanque estacionario, abra puertas y ventanas, no acciones interruptores eléctricos y reporte inmediatamente a su compañía distribuidora de gas o a los bomberos.

En caso de fuga es recomendable poner el tanque en una cubeta de agua para que se haga un tapón de hielo o ponerle trapos mojados.

Fuente: Zeta Gas, Star Gas y UABC.

Artículo 92 Ley Federal  de Protección al Consumidor

Los consumidores tendrán derecho, a su elección, a la reposición del producto o a la devolución de la cantidad pagada, contra la entrega del producto adquirido, y en todo caso, a una bonificación, en los siguientes casos:

I. Cuando el contenido neto de un producto o la cantidad entregada sea menor a la indicada en el envase, recipiente, empaque o cuando se utilicen instrumentos de medición que no cumplan con las disposiciones aplicables, considerados los límites de tolerancia permitidos por la normatividad;

II. Si el bien no corresponde a la calidad, marca, o especificaciones y demás elementos sustanciales bajo los cuales se haya ofrecido o no cumple con las normas oficiales mexicanas.