Astiazarán-Lares Valladares, Manos Ensangrentadas

Por Jaime Bonilla Valdez

No obstante la evidente incompetencia del jefe de la policía Alejandro Lares Valladares y las recientes imputaciones en su contra por enriquecimiento inexplicable, el alcalde evade el tema y se niega a reconocer que se equivocó al designar a un inexperto como secretario de Seguridad Pública Municipal.

Como todos sabemos, Lares Valladares pasó de camillero de la Cruz Roja a jefe de más de tres mil policías, agentes de tránsito y bomberos por mero capricho de su amigo el alcalde. Los resultados no podían ser peores.

En lo que va de la administración Astiazarán-Lares Valladares el número de homicidios asciende a casi 1,800, en tanto que  los índices de robos domiciliarios y asaltos han llegado a niveles sin precedentes.

El alcalde esconde la cabeza como el avestruz ante esta realidad que agobia al área metropolitana de Tijuana y que ya se extendió hasta Tecate y Rosarito por el “efecto cucaracha”.

La inexplicable decisión del alcalde de mantener en el cargo a su amigo no sólo es irresponsable, sino inhumana por la enorme cantidad de vidas humanas que está costando su obstinación.

Y mientras la criminalidad crece, Alejandro Lares Valladares acaba de adquirir, quien sabe por qué medios, una residencia en el lujoso fraccionamiento Puerta de Hierro, cuando apenas hace unos meses ocupaba una modesta casita de la populosa colonia Independencia.

Nosotros pensamos, sinceramente, que la Secretaría de Seguridad Pública y la presidencia municipal están completamente rebasadas.

Al parecer, Astiazarán y su amigo Lares Valladares esperan que la ola de crímenes desaparezca por obra y gracia del Espíritu Santo mientras que ellos se dan la gran vida a costa del erario.

Aquí no está de por medio la carrera política de Astiazarán y los negocios encubiertos que están haciendo rico a Alejandro Lares Valladares sino las vidas de muchos tijuanenses.

La pareja Astiazarán-Lares Valladares tiene las manos tintas de sangre.

¿Cuántas personas más tienen que morir para que reaccione el presidente municipal y cumpla con su deber nombrando al frente de la secretaría de Seguridad Pública a un policía experto, serio, competente y, desde luego honrado.

 

*Presidente estatal de MORENA