Asociaciones y migrantes denuncian abuso y discriminación racial de autoridades

La comunidad haitiana, en particular, ha sido objeto de detenciones injustificadas y confiscación de documentos. Fotografía: Border Zoom

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Este jueves, diversas asociaciones civiles y migrantes se congregaron en Espacio Migrante para denunciar públicamente el abuso y la discriminación racial perpetrados por las fuerzas policiales, la Guardia Nacional y otras instituciones gubernamentales en Tijuana.

Según declaraciones de la Dra. Psyché Calderón Vargas, el pasado 14 de febrero se reportaron casos de agresiones y confiscación de pertenencias a personas en situación de calle, supuestamente por orden del Jefe de Obras Públicas, Jaime Antonio Saucedo Villa Señor.

La organizadora comunitaria, Jessie Valsin, hizo hincapié en la detención injustificada de miembros de la comunidad haitiana por parte de la Guardia Nacional, quienes presuntamente despojaron a los migrantes de sus documentos sin justificación alguna.

Vivianne Petit Frere, otra organizadora comunitaria, lamentó que a pesar de poseer documentos válidos de residencia permanente, los miembros de la comunidad haitiana sean objeto de multas y extorsiones por su origen étnico, según su testimonio.

La directora de Espacio Migrante, Sara Soto, expresó su frustración ante la falta de respuesta de las autoridades a sus múltiples intentos de diálogo, señalando que solo son convocados a eventos de rendición de cuentas, lo que considera un uso oportunista por parte del gobierno.

Las denuncias también incluyen casos de agresiones físicas, como el ocurrido el 14 de febrero, donde un adulto mayor resultó gravemente herido tras un presunto incidente con autoridades policiales afuera de las instalaciones de Espacio Migrante.

En respuesta a estas acusaciones, se solicitó a las autoridades la implementación de traductores de creole para brindar información adecuada a la comunidad haitiana, además de exigir una reunión con el secretario de gobierno, Alfredo Álvarez, para presentar formalmente estas denuncias.

El aumento de la militarización y la presunta criminalización de la comunidad migrante fue destacado como una preocupación creciente por parte de los denunciantes, quienes perciben un intento del gobierno por obstaculizar el paso migratorio por motivos políticos.

Las autoridades aún no han respondido a estas acusaciones. La situación sigue en desarrollo.