Así nunca habrá progreso

Por Jorge Barreto

Se entregan 17,000 millones de pesos al ejército para mantener el AIFA, el tren maya y la línea aérea.

Pregunta: ¿hasta dónde va a ser necesario invertir esta enorme cantidad de dinero en estas obras insolventes y funcionando muy lejos de su esperado éxito?

La línea Mexicana, hecha al vapor igual que otros proyectos, resulta qué hay viajes que se llevan a cabo con un solo pasajero.

Es irremediablemente el resultado de un negocio del gobierno hecho sin ninguna planeación como lo requeriría una empresa de este tamaño yendo directo al fracaso.

No somos detractores por sistema pero nuestra experiencia en proyectos nos obliga a tratar de que las cosas se hagan bien desde el inicio, ya que es un beneficio directo a los usuarios y para desarrollar proyectos rentables, con su análisis de riegos para lograr el menor subsidio necesario.

El proyecto del tren maya, hecho sin previsión del daño ecológico, sin el uso de un equipo más moderno y más rápido, sin eliminar en uso de combustibles contaminantes en esa zona transparente y sin usar la última tecnología en trenes.

Y sobre todo, estos proyectos se realizan con la mayor opacidad, sin rendición de cuentas, sin presupuestos iníciales y sin una supervisión profesional.

Nuestro país no está en una situación de estar dilapidando dinero sin ningún control en proyectos que no cumplen con las elementales reglas de una operación productiva, con tantas necesidades sin atender en todo el país. “Así nunca habrá progreso”.