Arman plan para rescatar a abarroteros

Canacope considera la creación de un almacén para surtir a los pequeños establecimientos. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por Korina Sánchez S.

Tijuana.- Un apoyo en planeación de compra y almacenamiento de productos tendrán los comerciantes de abarrotes en Tijuana, anunció el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope), Heriberto Villalobos García.

Explicó que se trata de un proyecto a mediano plazo a beneficio de los comerciantes en la ciudad, quienes tendrán la oportunidad de hacer compras “a su medida”, es decir, solicitar únicamente la cantidad de producto que les sea rentable.

Urgente consideró el proyecto para evitar que más de los pequeños abarrotes en Tijuana vayan a la quiebra, por factores como la inseguridad en Tijuana y el aumento de tiendas de conveniencia.

Una estrategia para evitar el cierre de más establecimientos es la venta de productos por  cantidad, de acuerdo a la demanda que tenga cada abarrote, especificó.

“Brindarle al socio de Canacope no a crédito, sino a consigna. Se le deja el producto y lo que haya vendido lo paga, lo que no haya vendido lo deja, lo que ve que no se movió nada se le cambia por lo que sí se le movió”.

La Canacope en Tijuana hará un almacén que contendrá productos para ofrecer a los abarroteros; la idea es que los pequeños comerciantes adquieran solamente la cantidad de cada una de las cosas que necesitan y venden en un tiempo considerable, para que se obtenga ganancia.

“Aquí puede comprar por pieza, cinco, diez, según la demanda que tenga. Vemos el buen servicio y el precio que se le da al cliente, que aunque no queda mucha utilidad, en el volumen está la ganancia”, explicó Villalobos García.

“En igual de ir a una tienda de autoservicio más lejos, van a ir a un comercio pequeño y aunque gana menos, tratan de mejorar el precio de otra tienda”.

La lucha continúa por que no cierren los pequeños negocios, explicó, con la impartición cursos de capacitación, para que los comerciantes manejen el negocio con ganancias considerables, ya que representa el sustento principal para ellos, afirmó.

“Hay un taller muy importante en el que se interactúa, para que se sepa qué es lo que no debe comprar o que sí, a qué (productos) le debe de invertir, para no arriesgar irse a la quiebra”.

La recomendación es comprar menos productos perecederos para la venta y más enlatados y a granel (como frijol y arroz).

Para noviembre estaría funcionando el almacén que va a surtir a los socios de Canacope; cualquiera puede hacer válido el derecho de ir a comprar por piezas.

“No es como las abarroteras, que les dan 15 días o un mes para pagar y andan metiendo dinero de otros productos, no es otra cosa que un riesgo a desaparecer, a la quiebra”.

El almacén estará ubicado en la colonia El Rubí, con dimensiones de 50 metros por 50 metros, para atender a los tres mil 780 socios.

“De eso viven, de ahí han sacado las carreras de sus hijos en la universidad. La gran mayoría tienen varios abarrotes, la mamá y luego el hijo lo puso, incluso en diferentes colonias tienen diferentes nombres”.

Desde que nació Canacope ha trabajado para benefico de pequeños negocios y en Tijuana hay socios con 20 años de antigüedad y las generaciones nuevas continúan con los negocios familiares.

La idea de edificar un almacén para vender por unidades a los abarrotes en Tijuana es única en México, afirmó.

En Tijuana

  • Existen 18 mil abarrotes chicos y medianos
  • El almacén estaría funcionando en noviembre de 2018
  • Canacope cuenta con 3 mil 780 socios