Arde Chile

CHILE.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció hoy la declaratoria de “zona de catástrofe” a la provincia de Última Esperanza, en el extremo austral chileno, para enfrentar el incendio que afecta al Parque Nacional Torres del Paine. 

El mandatario llamó al mismo tiempo a la población a extremar precauciones, a subrayar que se están “enfrentando condiciones de alto riesgo” y anunció que pedirá “toda la ayuda que pueda ser útil y necesaria”, en Australia, Estados Unidos y Argentina.

Hasta este mediodía el área afectada por el incendio, que se inició el martes pasado, abarcaba más de ocho mil 500 hectáreas, informó Piñera, tras reunirse con el comité de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en Santiago.

El mandatario explicó que el incendio que comenzó el día martes de esta semana se ha visto dificultado en su combate porque la topografía del lugar es agreste y las condiciones climáticas han sido muy adversas.

En vista de la gravedad del incendio en el Parque Nacional Torres del Paine, Piñera decidió declarar “zona de catástrofe” la provincia de Última Esperanza de la región de Magallanes.

El estado de catástrofe lo determina el mandatario por medio de un decreto supremo firmado por los ministros de Interior y Defensa, que en el caso actual son Rodrigo Hinzpeter y Andrés Allamand, respectivamente.

La declaratoria de estado de catástrofe establece que debe designar un jefe de la Defensa Nacional, figura sobre la que recae la responsabilidad de restaurar el orden en la zona afectada.

Una vez declarado el Estado de Excepción, las autoridades mencionadas pueden restringir las libertades de locomoción y de reunión, disponer requisiciones de bienes, establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad.

Al mismo tiempo pueden adoptarse todas las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias para el pronto restablecimiento de la normalidad en la zona afectada.

Por otra parte, desde Punta Arenas el director del diario “El Pingüino”, Mauricio Vidal, señaló que “la temporada turística en el Parque está totalmente perdida”, y dijo que el sector se prepara para las cancelaciones de reservaciones por parte de los turistas.

“La sensación que tenemos en la región es que se dejó que el incendio actuara solo durante un día completo”, añadió Vidal, reconociendo de todos modos que el sector donde se desató el siniestro era “de difícil acceso”, según declaró a Radio Cooperativa.

Vidal acusó que en un primer momento “no se tomó conciencia” de lo que estaba sucediendo y se demoró en la adopción de las medidas necesarias.

(Información tomada de La Crónica de Hoy)